El programa hidráulico integral

A estas alturas, no debería ser sorpresa para nadie que el desperdicio del agua está llegando a puntos críticos en todo el mundo. Las fallas en la administración de las redes hidráulicas, los problemas de infraestructura y los malos hábitos de los usuarios atentan violentamente contra el correcto tratamiento y distribución del agua en un futuro no muy lejano.

Soluciones rotoplas para proyectos

Por esta razón, el gobierno mexicano está poniendo a prueba el Programa Hidráulico Integral en el Estado de México 2015 – 2017, con el que espera, según lo que indica su propia página web, “cambiar el paradigma [actual] evolucionando de un enfoque basado en la oferta, a uno en el que se privilegie la reducción de la demanda a través del uso eficiente del agua, la reducción de pérdidas físicas y el reúso de volúmenes”.

A su vez, este programa “establece las políticas, lineamientos y estrategias de acción en materia hídrica” destinadas a proteger la calidad de vida de los mexicanos, entendiendo el importante rol que desempeña el agua en este apartado.
El Programa Hidráulico Integral formará parte del Programa Nacional de Infraestructura 2014 – 2018. Esta iniciativa destinará más de 7.7 billones pesos a mejorar con infraestructura de vanguardia seis sectores estratégicos:

1. Hidráulico.
2. Comunicaciones y transporte.
3. Energía.
4. Salud.
5. Desarrollo urbano y vivienda.
6. Turismo


Como lo indica la página gubernamental, la cantidad invertida sería el equivalente a que cada uno de los habitantes de México destinara “70 mil pesos para construir las obras que necesita el país”.



Conoce las Soluciones Rotoplas para proyectos de Gobierno y Construcción con precios especiales para mayoreo 

El peligro del malgaste del agua

Soluciones Rotoplas para construcción

El agua es el componente más abundante e importante de nuestro planeta; el hecho de que todos lo seres vivos dependan de la existencia del agua nos da una pauta para percibir su importancia vital. El agua promueve o desincentiva el crecimiento económico y el desarrollo social de una región. También afecta los patrones de vida y cultura regionales, por lo que se la reconoce como un agente preponderante en el desarrollo de las comunidades. En este sentido, es un factor indispensable en el proceso de desarrollo regional o nacional.

El crecimiento demográfico y económico, la ausencia histórica de criterios de conservación y aprovechamiento sustentable de los recursos naturales, el crecimiento de los regímenes de demanda de agua en el ámbito regional y la contaminación del líquido han ocasionado en varios casos su escasez. Esto conduce a una competencia por el recurso, que se agudiza en años de sequías, desemboca en conflictos que afectan a las comunidades en su desarrollo actual e impactan negativamente en su viabilidad futura. 

Según datos obrantes en la Organización de las Naciones Unidas, actualmente 80 países del mundo sufren debido a la falta de agua. En 25 países de Oriente Medio y del norte de África, la escasez crónica del líquido vital produce luchas y conflictos permanentes.

Los alrededores de Ciudad de México afrontan serios problemas debido a la falta de fuentes de agua limpia. Esta escasez de fuentes ha conducido a los pobladores a buscar agua en lugares cada vez más distantes, lo que hace que los costos del servicio de abastecimiento sean altísimos.

En poco tiempo, los países más poderosos del mundo no serán los que manejen más dinero, sino los que posean más agua. El agua dulce destinada al consumo del ser humano es uno de los bienes más preciados. Su utilización y preservación constituirá uno de los más grandes desafíos de la humanidad en los años por venir.


Una posible vía de abordar estas situaciones puede ser la puesta en marcha de planes especiales de desarrollo socioeconómico sostenible de determinadas áreas, en las que se incluyan acciones normativas, instituciones implicadas, aspectos socioeconómicos y financieros, aspectos técnicos, etc., con una visión global de la agricultura, la industria y los servicios y teniendo en cuenta los usos del territorio y el medio ambiente, superando la visión parcial y sectorial del mero aprovechamiento de los recursos de agua potable sin conexión con el resto de sectores, instituciones y usuarios concernidos. 







Errores comunes en redes hidráulicas

En los últimos años en los sistemas de abastecimiento de agua, se ha dado énfasis a los problemas relacionados con el uso eficiente del agua. Eso implica el desarrollo de procesos destinados a la reducción de la cantidad de agua empleada en las diferentes actividades de los sistemas; por lo tanto la pérdida de agua es un tema de relevancia porque el agua es un recurso limitado y no siempre disponible.

Tuboplus totoplas
En los sistemas de agua son frecuentes las pérdidas en los diferentes componentes y corresponden a los volúmenes de agua de captación, tratamiento, almacenamiento y distribución, bien sea, por fugas visibles y no visibles, reboses, volúmenes utilizados en los procesos de tratamiento y conexiones y sustracciones ilegales de agua de los sistemas, además de las pérdidas de dinero en el sistema comercial por deficiencias en los sistemas de facturación, cobro y recaudación.

Los errores de medición representan un importante componente de las pérdidas de agua causadas por la imprecisión de los equipos y determinan la calidad y eficiencia de la medición afectando la evaluación de las cantidades de agua en la red de distribución. La ausencia de medición en una red, priva a la empresa y a la comunidad de elementos esenciales para la gestión técnica y económica del servicio.

En numerosos sistemas de agua de América Latina, la desproporción entre el agua captada y distribuida contra la cantidad de agua realmente consumida por la población, determina ineficiencias considerables en la prestación del servicio, generando inequidad y baja accesibilidad para la población. Las causas son múltiples: fallas en la infraestructura, débil administración y mal uso de los usuarios.

Una red hidráulica ineficiente trae como consecuencia escasez de agua potable a distintas zonas del país y desbarajustes presupuestales que agravan el problema todavía más.








Los futuros retos de la distribución del agua

El agua es el recurso no renovable más abundante en el planeta y es indispensable para cualquier organismo vivo de la tierra.

Tanques Rotoplas


En los países desarrollados, el agua no sólo se utiliza para beber, sino para cientos de tareas diarias que en buena medida definen la calidad de vida de las personas: cocinar, lavar, bañarse, etcétera. En países en vías de desarrollo, como México, el agua potable no es un bien garantizado en muchas zonas.

Sin embargo, nuestro país no es el único que debe mejorar su sistema de distribución de agua, de hecho, absolutamente todas las ciudades del mañana requerirán de la más alta tecnología para garantizar el suministro del agua potable a sus habitantes, independientemente de sus recursos hídricos y asegurando en todo momento su calidad.

El abuso y la contaminación de las fuentes de agua potable en todo el mundo hará cada vez más difícil la adquisición y tratamiento del líquido vital. Lamentablemente, esta es una realidad inevitable y debemos estar preparados para afrontarla.

El crecimiento de la población mundial, el desarrollo urbanístico y la reducción de los recursos naturales son nuevos retos sin precedentes en la historia de la humanidad que demandan soluciones inéditas y tecnológicamente brillantes.

Una de las empresas que más está trabajando en estas soluciones es Veolia Environnement, una referencia mundial en servicios medioambientales con más de 150 años de experiencia al servicio de las ciudades liderando el camino de la innovación y desarrollo de soluciones sostenibles, que permitirán hacer más con menos recursos y así reducir nuestra huella ecológica.


Por supuesto, es importante entender que si no concientizamos pronto el desperdicio de agua que realizamos todos los días, es probable que no exista una solución lo suficientemente buena para salvarnos. 









Normas generales para el manejo de sustancias corrosivas

Una sustancia corrosiva es aquella que puede causar daños en el tejido de un organismo vivo, por ende, es clasificada como una sustancia química peligrosa y para manejarla, trasladarla y almacenarla es necesario seguir ciertas normas al pie de la letra. Esas normas son:
  Mantenga en recipientes adecuados como porcelana, vidrio o loza vidriada (excepto ácido fluorhídrico). También puede usar recipientes de plástico como cloruro de polivinilo y polietileno.
  Mantenga los recipientes bien cerrados en un lugar bien ventilado. Asegúrese de que los recipientes no estén más de 95% llenos.
  No deje nunca recipientes abiertos en el lugar de trabajo, ya que al penetrar otras sustancias pueden ocasionar reacciones violentas e inesperadas. Los vapores son altamente corrosivos y más pesados que el aire. Cables eléctricos e instalaciones eléctricas pueden ser afectadas por la corrosión.
  Utilice los aparatos resistentes a los ácidos. Tome en cuenta que no todos los plásticos son resistentes a los ácidos.
  Antes de reparar recipientes, conductos y dispositivos de transporte, deben estar vacíos y limpios.
  Evite durante el llenado y trasiego evaporaciones y derrames innecesarios. Mantenga una distancia mínima con el recipiente a llenar. No aspire nunca la pipeta con la boca.
  Los ácidos concentrados pueden liberar mucho calor cuando se diluyen. Por lo tanto, agregue el ácido concentrado siempre en pequeñas cantidades al líquido diluyente y nunca al contrario. Realice esto con una buena agitación de la mezcla.
  Para evitar reacciones térmicas indeseables al mezclar estas sustancias observe cuidadosamente la dosis y el orden de sucesión de las sustancias al mezclar. Equivocaciones pueden ser peligrosas.
  Los ácidos pueden desprender vapores tóxicos al entrar en contacto con otras sustancias o liberar hidrógeno (peligro de explosión) en contacto con metales ligeros.


Si se siguen estas normas al pie de la letra no hay razón por la cual el centro de trabajo sus empleados terminen expuestos a un accidente que podría provocar grandes pérdidas de dinero a los primeros y graves daños a la salud a los segundos. 

La NOM-005-STPS-1998: Lo que debes saber

Esta normativa tiene como objetivo establecer las condiciones de seguridad e higiene para el manejo, transporte y almacenamiento de sustancias químicas peligrosas, para prevenir y proteger la salud de los trabajadores y evitar daños al centro de trabajo.

Tiene vigencia en todo el territorio nacional y aplica en los centros de trabajo donde se transporten, almacenen y manejen sustancias químicas peligrosas.
Para entender esta norma, primero debemos conocer lo siguiente:
  Centro de trabajo: empresas, fábricas, plantas, etcétera.
  Actividades peligrosas: son las actividades que se realizan en contacto con sustancias químicas peligrosas en un centro de trabajo.
  Riesgo: qué tan probable es que una sustancia química peligrosa cause algún daño a la salud de los trabajadores o al centro de trabajo.
  Sustancias tóxicas: causan daños a la salud al estar en contacto con ellas ya sea ingiriéndolas, inhalándolas o tocándolas.
  Sustancias combustibles: son aquellas que pueden incendiarse si son expuestas a una temperatura mayor a 37º grados centígrados.
  Sustancia corrosiva: son aquellas que causan destrucción a un tejido vivo.
  Sustancias explosivas: son aquellas que reaccionan repentinamente a un cambio de temperatura o de presión.
Si tú eres el patrón de una empresa tienes como responsabilidad mostrar a las autoridades los documentos que te soliciten, realizar un estudio para revisar riesgos potenciales, contar con suficientes regaderas, lavaojos y neutralizadores para atender casos de emergencia, así como contar con un manual de primeros auxilios y proporcionar los materiales, medicamentos y capacitación necesaria. Además, las instalaciones deben ser capaces de soportar derrames o fugas, contar con un programa de mantenimiento preventivo y llevar un registro del mismo. También deberás informar a tus empleados acerca de los peligros a los que están expuestos y ofrecerles un manual de seguridad en el manejo, traslado y almacenamiento de sustancias químicas peligrosas.
Los empleados deben atenerse a todas estas medidas de seguridad y utilizar el equipo apropiado para cada actividad.

Si no se siguen estas normas, la empresa puede ser acusada de negligencia y enfrentarse a fuertes multas y demandas además de sufrir accidentes que dañen sus instalaciones y el bienestar de sus trabajadores. 

La seguridad en las empresas que manejan sustancias químicas


La producción y el uso de productos químicos en los lugares de trabajo de todo el mundo presentan uno de los desafíos más significativos para los programas de protección en el lugar de trabajo. Los productos químicos son esenciales para la vida, y sus beneficios son generalizados y altamente reconocidos. Desde los pesticidas que mejoran la cantidad y la calidad de la producción de alimentos, hasta los fármacos que curan las enfermedades y los productos de limpieza que ayudan a establecer condiciones de vida higiénicas, los productos químicos son indispensables para tener una vida saludable y gozar de la comodidad moderna.
A través del tiempo, la seguridad química ha sido una de las áreas que más se ha desarrollado en el campo de la seguridad y la salud en el trabajo. Sin embargo, aun cuando en los últimos años se haya logrado un avance importante respecto a la normativa y la gestión de los productos químicos; y los gobiernos, empleadores y trabajadores continúen haciendo esfuerzos para minimizar los efectos negativos del uso de sustancias peligrosas tanto a nivel nacional como internacional, el progreso es aún insuficiente. Los incidentes graves continúan sucediendo y existen todavía repercusiones negativas tanto en la salud de los seres humanos como en el medio ambiente. Los trabajadores que están directamente expuestos a las sustancias peligrosas, deben tener derecho a trabajar en un entorno seguro y saludable, y a estar debidamente informados, capacitados y protegidos.
Muchas petroquímicas descuidan este derecho por motivos financieros o simplemente por falta de constancia en el trabajo diario donde no se siguen los procedimientos de seguridad al pie de la letra.

Este tipo de acciones pueden resultar en sanciones bastante graves como el paro total de las actividades, multas de millones de dólares, mala imagen y demandas cuantiosas. Eso sin mencionar lo trágicos que pueden ser estos accidentes para los empleados que se ven perjudicados.