Distribuidor Nacional: Almacenamiento y Soluciones Especializadas para Agroindustria



Las posibilidades para integrar prácticas de agricultura sostenible están más cerca de lo que creemos. Dentro de los pasos medulares está la optimización de recursos y manejo de desechos. Distribuidor Nacional es una empresa comprometida con la calidad, tanto en sus productos como en el servicio extendido a sus clientes, presentando una gama de alternativas para la optimización de procesos y recursos en entornos agrícolas:
Cisternas Rotoplas. Hechas para durar con polietileno 100% virgen, cuentan con garantía de por vida y recubrimientos para prevenir la acumulación de bacterias. De modelos básico o equipado con capacidades de 1,200 lts, 2,800 lts, 5,000 lts y 10,000 lts de capacidad, además de modelos de 5,000 lts y 10,000 lts con hidroneumático de 24 ó 72 lts. Cuentan con protección UV, por lo que pueden considerarse para condiciones tanto en exteriores como para instalaciones bajo tierra. Excelentes para el almacenamiento de agua, conservándola limpia y pura.
Tanques horizontales / Nodriza. Para condiciones estacionarias o para transportar líquidos varios, desde agua hasta más de 300 sustancias distintas, están construidos con múltiples características que le dan resistencia y reducen el movimiento interno de fluidos (rompeolas) mientras que son comparativamente más ligeros. Con grado alimenticio, disponibles de 1,000 lts, 2,500 lts, 2,850 lts y 4,000 lts en colores negro y neutro, con versiones estándar y reforzadas al 20 o 40%.
Sistemas de captación pluvial. La precipitación natural del agua presenta un escenario sustentable de gran atractivo tanto para condiciones urbanas como para sitios remotos en comunidades rurales, al reducir el consumo de agua por medio de redes públicas o la necesidad de llamar a pipas para llenado de tanques. La solución va de acuerdo al alcance y volumen requerido:
a) Captación pluvial. La combinación de tanque (propuesto de 10,000 lts), kit de canaletas para instalar en techos, bajante y pierna pluvial, bomba manual (opcional) y filtro para hojas. El agua recolectada puede servir directamente para limpieza o llenado de tanque para WC.
-  Biodigestores. De especial importancia en zonas agrícolas, por los retos logísticos como la posible lejanía que imposibilite la conexión con redes sanitarias públicas, para poder ofrecer soluciones prácticas e higiénicas para el manejo de desechos humanos. Disponibles varias capacidades hasta de 14,000 litros para 450 personas*.
a) Baño húmedo con biodigestor autolimpiable. La solución para sitios sin servicio sanitario accesible, además muy funcional en área de agroindustria, parques y desarrollos ecológicos. Incluye caseta con accesorios (taza de baño, depósito de agua, lavabo), biodigestor autolimpiable de 600 lts, tinaco de 450 lts, registro para captación de lodos y tubo sanitario. Solución autosuficiente y de alta eficiencia en el uso de agua, una perfecta alternativa para sustituir letrinas y fosas sépticas.
b) Gran Capacidad en Biodigestor Ecológico. Desde 600 lts, 1,300 lts, 3,000 lts, 5,000 lts, 14,000 lts, con característica autolimpiable para facilitar su mantenimiento.
c) Fosa séptica. También el biodigestor Rotoplas reemplaza de manera eficiente las fosas sépticas, además cumple con la NOM-006-CONAGUA-1997 “Fosas sépticas prefabricadas – especificaciones y métodos de prueba”.
- Tinacos. Para proyectos de construcción o de gobierno, los tanques Rotoplas son un referente de alta calidad y durabilidad. Construidos con los más altos estándares, diseño de fácil mantenimiento y material polietileno virgen, existen disponibles en capacidades desde 450 a 1100 lts en bicapa/negro—protección UV—y tricapa/beige—capa extra antibacterial para mantener el agua más limpia (también disponible en 2,500 lts para tricapa/beige.)
Bebederos de agua. Un kit que puede presentar una interesante alternativa para facilitar agua potable proveniente de la red pública o a partir de agua almacenada. De resistente construcción, los Bebederos vienen equipados con módulo de purificación, 2 muebles despachadores con 3 boquillas cada uno. Incluye póliza de mantenimiento de 2 años y puesta en marcha (sin incluir obra negra).
Tubería hidráulica. La línea Tuboplus Hidráulico, hecha con polipropileno de alta calidad (Polipropileno Copolímero Random / PP-R.) Gracias a que su instalación es por medio de termofusión no se requieren pegamentos, además de garantizar instalaciones totalmente libres de fugas. Protección del contenido y del exterior: capa UV para resistir los rayos solares y capa antibacterial para conservar la limpieza del agua. Puede utilizarse en instalaciones en exteriores o interiores, siendo altamente durables y resistentes a climas de frío extremo.
Planta de tratamiento de agua. Para proyectos de mayor capacidad, sean desarrollos para beneficio comunitario o necesidades en la agroindustria. Utiliza un proceso anaerobio/aerobio para tratar contaminantes físicos, químicos y biológicos en aguas negras y grises. De particular beneficio en la agroindustria para fines de riego, exceptuando en hortalizas y tubérculos.
Dinámica en Soluciones es Líder en México como una de las comercializadoras de mayor especialización en el Almacenamiento para la Industria, Agro, Construcción y programas de Gobierno. Cobertura Nacional con los mayores costos- beneficios del mercado, con completas Soluciones Rotoplas para Agroindustria que nos acerquen a que las actividades del campo sean más sostenibles. 

¿Qué efectos puede tener la agroindustria sostenible?



La fundamentación de la agricultura sustentable está en el rechazo de los métodos actuales, mayormente de tipo industrializado, que reinaron durante el siglo XX. La mecanización, los monocultivos, el uso extensivo de pesticidas y fertilizantes, la biotecnología y los subsidios gubernamentales fueron las soluciones que en su momento eran vistas como las mejores prácticas para hacer llegar los alimentos a nuestros hogares de forma abundante y a precios convenientes. La gran desventaja es la repercusión de dichos métodos, como la erosión, el desgaste y la contaminación de suelos y fuentes de agua, pérdida de biodiversidad, deforestación, abuso laboral y la disminución de la población dedicada al campo.
Los efectos de las prácticas sostenibles pueden ser perceptibles desde las primeras cosechas, mientras que otros efectos no serían evidentes sino hasta que tuvieran años o décadas en práctica. La tarea acumulada por generaciones es mucha, pero la posibilidad de recuperar nuestros espacios vitales y los recursos naturales es prometedora.
Regresar a lo natural. Siendo que las prácticas sostenibles en la agricultura buscan asemejarse en lo posible a los procesos ecológicos, se promueve la recuperación natural de los terrenos, minimizando el uso de labranza y la cantidad de agua. La rotación año con año de los cultivos promueve el que los suelos se mantengan sanos, además de otras prácticas que protegen a las plantas de los elementos y las fertilizan de forma orgánica.
Reto a corto plazo de cultivos orgánicos. Es una realidad que, al cambiar a cultivos sostenibles, los primeros resultados serán cosechas más reducidas. La aplicación de nuevas técnicas de cultivo, tecnologías para maximización de recursos y optimización de procesos, pueden eventualmente igualar y superar a las cosechas basadas en métodos tradicionales.
Mejores condiciones para los agricultores. Las prácticas sostenibles en el campo tienen una connotación de mayor cuidado, calidad y productos más saludables, mientras que los procesos para generarlos son más humanos y los precios en el mercado permiten aspirar a una mejor calidad de vida, reactivando con ello la economía rural. Como efecto adicional, existiendo beneficios en el campo, puede reducirse la migración del campo a la ciudad, en búsqueda de mejores oportunidades.
Agricultura sin desperdicios. Cada elemento dentro de la agricultura sostenible es aprovechado, por lo que no se genera basura o desechos, maximizando la capacidad de la tierra disponible.
El repunte del campo a nivel nacional. Incluso con las condiciones actuales y tecnologías agrícolas convencionales, México se encuentra en la doceava posición a nivel mundial como productor de alimentos. Mientras que la propagación de la sostenibilidad llegue a más agricultores, el campo mexicano podría convertirse en un impulsor de nuestra economía a una escala superior, que pueda incluso rivalizar con la exportación de petróleo.

El aseguramiento del suministro alimenticio. Aunque los métodos actuales pueden proveernos del alimento que la nación y la comunidad mundial necesita para subsistir, de continuar con ellos podemos quedar cortos en resultados dentro de un par de décadas, mientras que estaríamos agotando recursos disponibles para las siguientes generaciones, proyectando así un posible encarecimiento de los alimentos debido a la escasez. Las prácticas sostenibles podrán traernos soluciones a las demandas mientras se preserva el ambiente.

Conoce las Soluciones Rotoplas para Agroindustria que Dinámica en Soluciones tiene para lograr adoptar acciones más sostenibles para el mundo.

¿Cómo puede la agroindustria lograr un mundo más sostenible?


Teniendo como objetivos principales la salud del ambiente, la rentabilidad y la equidad tanto social como económica, la sostenibilidad se apoya en el principio de cumplir con las necesidades actuales sin comprometer la capacidad de las siguientes generaciones para sustentarse.
 
La sostenibilidad agrícola implica el óptimo manejo de los recursos naturales:
 
-  Buen mantenimiento y preparación de suelos fértiles.
-  Manejo inteligente del agua.
-  Minimizar la contaminación del aire, agua y la tierra.
-  Promover la biodiversidad.
 
A partir de estas vertientes, las técnicas y soluciones sostenibles aplicadas al campo, pueden generar cambios determinantes para enfrentar a las necesidades de consumo actuales y estar listos para el futuro mientras que se manejan los recursos de forma responsable e inteligente.
 
Tractores automatizados. Se han presentado modelos de tractor auto-conducido. Gracias a la automatización y la referencia del terreno por medio de GPS, se pueden programar rutas para que se manejen por sí mismos y realicen tareas de forma más precisa, mientras que le permiten al operador dedicar su tiempo a otras áreas administrativas aun estando en la cabina.
 
Tecnología GPS. Existen tecnologías GPS para los tractores, que le permiten a los agricultores el demarcar su terreno, muestrear la tierra y monitorear la cosecha. La tecnología también permite que se pueda trabajar en condiciones de baja visibilidad, ya sean días lluviosos, con neblina o polvo, para maximizar la eficiencia.
 
Precisión en el manejo de agua. Algunas empresas utilizan sensores para detectar los niveles de humedad y temperatura en la tierra, para que se puedan crear sistemas de irrigación a la medida de cada condición dentro del terreno. Sistemas de riego de goteo para frutas y vegetales pueden ser más eficientes al contar con la información de los sensores, y así reducir la evaporación y la cantidad de agua utilizada.
 
Cultivos modificados genéticamente. Estos están preparados para resistir sequías o requerir menos pesticidas (cultivos Bt) al generar proteínas cristalizadas que son tóxicas para muchos insectos. Las generaciones de cultivos genéticamente mejorados para combatir enfermedades han podido salvar cosechas y a las industrias que las producen.
 
La versatilidad de los drones. Las aplicaciones de estos dispositivos a control remoto siguen extendiéndose más allá del esparcimiento y las artes audiovisuales. La instalación de cámaras especiales y sensores infrarrojos pueden arrojar información detallada sobre las condiciones tanto del suelo como de los cultivos, detectando niveles de humedad para optimizar el riego, los posibles brotes de plagas y enfermedades. Algunos desarrolladores aseguran que la información obtenida de los sensores de luz casi infrarroja pueden ayudarnos a detectar problemas en plantas hasta diez días antes de que se manifiesten a simple vista, lo que puede hacer la diferencia entre una cosecha fallida y una cosecha abundante.
 
Interconectividad. Ya sea en portales en línea o por medio de aplicaciones que puedan manejarse desde tablets o celulares, permiten a los agricultores operar su maquinaria, conseguir información al momento y verificar el progreso de cada proceso. Este beneficio es de especial importancia para condiciones con presupuesto limitado, como en países en desarrollo, para sacar el máximo de los recursos disponibles. 

Dinámica en Soluciones, uno de los principales Distribuidores Rotoplas en México, presenta distintas soluciones para que las actividades en el campo se vuelvan más sostenibles. Conoce las Soluciones Rotoplas para Agroindustria y su variedad de productos. 

La sostenibilidad: una oportunidad para la agroindustria en México


La sostenibilidad es un tema complejo que incluye varias facetas, incluso lo económico (pues debe ser un negocio redituable, que a su vez fortalezca la economía), lo social (quienes trabajan en el campo y el beneficio compartido con la comunidad circundante) y lo ambiental. En México, los beneficios que se pueden obtener al hacer la transición a prácticas sostenibles son enormes:
 
Se contribuye a la conservación ambiental. Al obtener un mayor potencial de la misma superficie, se reduce la presión de extenderse a campo abierto y bosques, asegurando así que se preserve la flora y fauna local. Además de esto, se consiguen los objetivos de preservar la riqueza mineral de los suelos cultivados, se mejora la calidad del aire y los recursos acuíferos.
 
Se previenen riesgos de salubridad. Las prácticas sostenibles en agricultura buscan evitar el uso de pesticidas y fertilizantes, y así producir cosechas de frutos, vegetales y otros cultivos de forma segura para los consumidores. Esto incluye el propio cuidado y manejo de los desechos producidos por el ganado, se previene la exposición a patógenos, toxinas y otros contaminantes riesgosos. Incluso el proceso mismo del cultivo, ya que su cuidado es una atractiva ventaja de mercadotecnia para los consumidores que buscan productos sin procesar.
 
Prevención de la contaminación. Las actividades sostenibles buscan alternativas que tengan el mínimo efecto en el ambiente, que en casos es nulo o que promueve su recuperación. Prácticamente todos los desechos producidos se quedan dentro del ecosistema agrícola.
 
Reducción de costos. Al elegir opciones sostenibles, como las energías renovables, se reduce la dependencia hacia los combustibles fósiles y las redes públicas, produciendo significativos ahorros relacionados con su compra y transporte. Dichas reducciones se reflejarán en el costo general del cultivo y ampliarán los márgenes de ganancia.
 
Biodiversidad. Los terrenos agrícolas sostenibles promueven la variedad de cultivos y animales. Gracias a la rotación, la tierra se enriquece, al igual que se previenen brotes de enfermedades y plagas.
 
Benéfico para los animales. Las prácticas sostenibles resultan en mejores cuidados para el ganado, con más humanidad y respeto. Se promueve que sus hábitos alimenticios sean como en la naturaleza, ya sea pastando o hurgando la tierra, logrando su crianza de forma más natural, y así se protege su salud.
 
Beneficio económico. Además de la reducción de costos y una mayor productividad de la tierra, está la oportunidad de cosechar productos orgánicos, que tienen el atractivo de ser de alta calidad y totalmente naturales, características que son muy buscadas por los consumidores actuales. Ya sea por ayudar al ambiente o preservar su salud, están dispuestos a pagar un precio diferenciado por estos productos.
 
Igualdad social. El beneficio de las prácticas sostenibles también cubre la mano de obra, ya que al existir técnicas optimizadas y mayores ganancias, existe la oportunidad de ofrecer condiciones de trabajo mejor remuneradas, más justas y humanas.

Conoce las Soluciones Rotoplas para Agroindustria que Dinámica en Soluciones tiene para lograr adoptar acciones más sostenibles para el mundo.

¿Cómo se relacionan la agroindustria y la sostenibilidad?



El campo es medular en el crecimiento de las naciones, pues nos dan el sustento diario y la oportunidad de comercializar más allá de los mercados domésticos. Uno de los principales objetivos de las Naciones Unidas es acabar con el hambre, mientras que las proyecciones de crecimiento poblacional indican que nuestros métodos actuales son insuficientes para generar alimento el alimento necesario para cubrir las futuras décadas. Es necesario dedicar recursos a la investigación, desarrollo e implementación de proyectos que mejoren la productividad de nuestros campos.
 
Además del crecimiento poblacional, está la necesidad de revertir los efectos de un consumo y producción desmedidos que han agotado y acabado con miles de hectáreas de selvas y la biodiversidad (hasta más de un 50%). Las soluciones que la agroindustria debe encontrar tienen que balancear el requerimiento de elevar la productividad de los suelos para poder alimentar a más de nueve mil millones de personas (proyección del 2050, implicando un 70% más de lo que actualmente producimos), mientras que se hace reduciendo el impacto que se tiene en el ambiente, o contribuyendo a su recuperación.
 
A pesar del estado actual del clima, podemos hacer la diferencia. El cambio climático no es algo irreversible, mientras sumemos esfuerzos. Solamente del rubro agrícola, se emiten hasta un 25% de los gases que produce el efecto invernadero a nivel mundial. Al maximizar la productividad de las superficies y preservar los bosques actuales, podemos eliminar emisiones por uso de tierra y conservar los pulmones recicladores del oxígeno. También existen posibilidades al considerar las emisiones causadas por ganado, fertilizantes y las técnicas de cultivo.
 
Cambio a distintos cultivos. Dado que el cambio climático afecta a los cultivos más comerciales. En algunos casos, el sorgo ha sido sustituido por el maíz, pues puede utilizarse para alimentar ganado y como producto para distintos mercados. En México, se están buscando variedades de cacao para sustituir los cultivos de café, que pueden no ser propios para cultivo dado a proyecciones de plagas y calor debido al cambio climático a partir del 2025.
 
Investigación para cultivos más resistentes. La producción de variedades más resistentes al cambio climático es posible, pero la inversión anual necesaria es por mucho superior a la actual (4 mil millones USD mientras que se requieren de 45 a 50 mil millones).
Granjas urbanas. Aunque no resuelven en su totalidad las necesidades de consumo de frutas y vegetales, representan una solución conveniente al economizar en transporte, refrigeración y empaque.
 
Aunque las proyecciones del crecimiento poblacional no son definitivas, porque en décadas recientes el índice de fertilidad se ha reducido gracias a mayor acceso a educación y alternativas para control de natalidad, debemos estar preparados para cualquier escenario, que en todo caso nos ayudará a mejorar nuestra capacidad productiva. Conoce las Soluciones Rotoplas para Agroindustria que Dinámica en Soluciones tiene para lograr adoptar acciones más sostenibles para el mundo.

Panorama del planeta: ¿Qué pasará si no nos volvemos más sostenibles?



El crecimiento global hasta el momento se ha dado a costa de la degradación insostenible de nuestro ambiente. El panorama de seguir viviendo en este mundo tal como vamos, generando basura y produciendo diversos contaminantes que afectan la calidad de nuestro aire, mantos acuíferos y suelos cultivables, además de considerar que el crecimiento poblacional en un futuro podría rebasar a la capacidad actual que tenemos para producir y facilitar alimentos, podrá llevarnos a un escenario de caos, limitaciones y aumento desmedido de precios, haciendo que nuestra forma de subsistir y la calidad de nuestras vidas se vuelva cada vez más difícil, principalmente afectando a las familias menos afortunadas.
 
Dentro de las metas internacionales de sostenibilidad se encuentra el objetivo de acabar con la pobreza y el hambre, para que haya condiciones dignas para todo ser humano; mientras que, con la tendencia hacia una mayor escasez y encarecimiento de productos, la marginalización se pronunciará. Es necesario que se desarrollen y promuevan más proyectos que puedan facilitar a todos el acceso al agua, alimentos y servicios sanitarios, con escalabilidad para prevenir la demanda futura.
 
A pesar de la controversia por la diferencia de opiniones, el cambio climático es un tema de importancia, pues tiene el potencial de afectar ecosistemas enteros a nivel global, además de poner en riesgo a las zonas de baja altitud, con la elevación del nivel de agua. Los lugares de mayor impacto estratégico serían las grandes ciudades, pues a pesar de representar únicamente el 2% de la superficie terrestre, contienen a más de la mitad de la población mundial y generan entre 75 y 80% del total de emisiones que produce el efecto invernadero.
 
Los energéticos como el carbón y los combustibles fósiles siguen siendo los principales contaminantes, produciendo partículas y CO2, contribuyentes del efecto invernadero y causantes de enfermedades respiratorias. De acuerdo a la opinión de la ciencia, para contar con un planeta habitable en el futuro, debemos dejar el 80% de las reservas de combustibles fósiles sin explotar. Hay posibles panoramas positivos debido a la presión de regular y generar tecnologías más limpias, por lo que los vehículos y maquinaria son gradualmente más eficientes, menos contaminantes, y están surgiendo soluciones de energía alternativa, que con su propagación bajarán paulatinamente sus costos, haciéndose cada vez más accesibles al público general.
 
La sostenibilidad está usualmente relacionada con recursos naturales, suministro alimenticio y la energía; sin embargo, los seres humanos también son un recurso importante para el desarrollo de nuestro planeta. Es importante que se les incluya en el círculo para conseguir la sostenibilidad, respecto a su manejo como fuerza laboral. Las prácticas inhumanas de largas horas de trabajo, condiciones insalubres, sueldos bajos, todo se acumula y produce efectos adversos en la sociedad; criminalidad, desnutrición y desbalances que después necesitan ser atendidos por instancias de gobierno y sostenidos por toda la comunidad a manera de altos impuestos. Al tener empresas conscientes y responsables, que generan oportunidades dignas e igualitarias de trabajo, se reflejará positivamente tanto en su productividad, la calidad de sus productos y servicios, además de mejorar la calidad de vida en las comunidades de los trabajadores.

Dinámica en Soluciones, uno de los principales Distribuidores Rotoplas en México, presenta distintas soluciones para la agroindustria, para acercarnos a la sostenibilidad. Conoce las Soluciones Rotoplas para Agroindustria y sus productos para el campo.


La contaminación avanza velozmente, y la sostenibilidad lleva paso lento


La concientización global respecto al impacto de la contaminación está rindiendo frutos, pues cada vez existen más tecnologías, iniciativas y regulaciones para reducir nuestra producción de desechos y aprovechar al máximo su posible reutilización o transformación para reducir o anular el efecto que ocasionan en la flora, fauna y la salubridad de nuestros hogares. El problema es que tomamos conciencia una vez que el problema está muy cercano a nosotros.
 
Desperdicios por envolturas y contenedores plásticos. Desde el auge de los productos plásticos, hace unas seis décadas, ha llegado al grado de producir hasta 8.3 mil millones de toneladas métricas, que en mayor parte se desechan y terminan como basura sin procesar. Esta enorme masa de producto sin retorno al sistema genera posteriores problemas al acumularse en basureros, sitios públicos, ríos, costas y mares. Se necesitan 400 años para degradarse y solamente un 12% ha sido incinerado (produciendo con ello otros problemas ambientales). La proyección es que, para mediados del siglo, habrá más desechos plásticos que peces en el mar. Mientras que hay iniciativas para recolectar basura flotante en los mares y ríos, debe también haber una mayor regulación y concientización sobre la producción de artículos plásticos, además de procesos para reciclamiento y manejo de basura plástica.
 
Contaminación del aire. El efecto de las emisiones en el ambiente es más notorio en las grandes ciudades, pero el problema está presente en todo asentamiento donde haya industria y vehículos, tanto particulares como del transporte público. A pesar de su economía pujante, ciudades como Beijing, en China, han sufrido gravemente por la contaminación producida por automóviles y fábricas, llegando a superar los 60 microgramos por metro cúbico. Cifras recientes muestran que se ha reducido a los 44 microgramos al restringir la quema de carbón en la zona metropolitana y zonas aledañas. El aire y la lluvia pueden ayudar a dispersar los contaminantes, pero sitios con largas temporadas sin lluvias, como Jodhpur, India, no tienen esta ventaja natural. Además del smog, industrias como las acereras, ladrilleras o la práctica de quemar llantas para extraer el hierro emiten partículas tóxicas hacia el aire.
 
Contaminación del agua. Elemento básico para nuestra subsistencia, para las necesidades vitales de personas, animales y cultivos, es también ampliamente utilizado para servicios y procesos de transformación. Gracias al abuso de este recurso y las condiciones tanto naturales como logísticas, de acuerdo a las Naciones Unidas, 783 millones de personas no tienen acceso al agua potable y hasta 2.5 mil millones no tienen acceso a condiciones sanitarias adecuadas. La contaminación del agua puede producirse por los desechos químicos, drenaje, metales como plomo y mercurio, pesticidas y excedente de fertilizantes arrojados a los afluentes de forma irresponsable, afectando a ecosistemas enteros. La polución térmica es también un factor que mata plantas y peces, causado por agua caliente que se descarga como resultado de procesos o plantas de energía que enfrían sus sistemas con transferencia térmica a base de agua.
 
No todo está perdido. Los resultados de la sostenibilidad son tangibles; uno de ellos es la transición del uso de los Clorofluorocarbonos (CFC) en aerosoles y productos varios, que
estaban dañando la capa de ozono. Siendo que la industria entera hizo el cambio, en recientes décadas se ha visto la tendencia a su recuperación. Mientras que se tomen medidas tanto a nivel personal como a estratos macro, podremos generar cambios sustanciales para revertir y recuperar nuestro medio ambiente.

Conoce las Soluciones Rotoplas para Agroindustria que Dinámica en Soluciones tiene para lograr adoptar acciones más sostenibles para el mundo.