Usos de tanques de polietileno y sus ventajas para la industria Química y Alimenticia

Tanques industriales para agua y químicosTanto en la industria de químicos como en la alimenticia se ha mantenido la tendencia de utilizar tanques de acero inoxidable con acabado espejo, para cumplir con las normas de seguridad y que se les permita operar; es un requerimiento de facto que ha sido inamovible por años y por lo mismo no es cuestionado. Es aquí donde se abre la oportunidad que ofrecen los tanques hechos a base de polietileno, que discretamente se han abierto camino para traer beneficios en costos, tiempos de espera y preparaciones:


- Son altamente resistentes, capaces de igualar a sus contrapartes en metal, salvo los casos que requieran manejo de líquidos a temperaturas extremas (arriba de 60 grados, la capacidad en plástico.)

- Su adaptabilidad, para personalizarse según el proceso (válvulas de acceso, respiradores.)

- La ventaja de poder dejar el plástico al natural permite ver el interior, para monitorear a simple vista el nivel del contenido.

- El material polietileno de los tanques no es corrosivo, por lo que no contaminaría el producto con fibrosidades de plástico y puede soportar sustancias ácidas.

Tanques de polietileno industriales- Para aplicaciones en industria de alimentos, no requieren un acabado de polímero, como se llega a requerir en los tanques de acero, ya que el polietileno utilizado para moldeado de estos tanques es de grado alimenticio.

- Son ligeros, pesan una fracción de lo que un tanque de acero pesaría (en algunos casos toneladas), facilitando tanto su transporte e instalación, como la preparación del pedestal o cimentación para el lugar donde se instalará. 

- Los principales fabricantes cumplen con las exigentes regulaciones de sanidad en los Estados Unidos, contando con la certificación de la NSF (National Sanitation Foundation)


Fuente: nationalpolyindustries.com.au

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada