4 consejos para que tu ganado crezca sano y fuerte

Criar ganado es una de las formas más antiguas –y más nobles- de ganarse la vida. Conocer algunos consejos esenciales puede ayudarte a iniciar o mejorar tu proceso de crianza.



1. Proporciónales un pastizal abundante del que comer: esto es lo más importante del cuidado del ganado. Si no sabes cómo ni qué comen no puedes esperar que tengan una vida larga. Aún cuando el ganado come principalmente pasto y pueden pastar en los pastizales, algunas operaciones requieren alimentos extra como forraje, heno y grano para el ganado que necesita ser cuidado o criado en áreas secas o corrales.

2. Permite que tengan agua y otros minerales cerca para que los consuman cuando quieran: el agua es el nutriente más importante para cualquier ganado y sería inhumano y poco sabio negarles este recurso. Los minerales en la forma de mineral suelto con sal o un bloque de sal son también importantes, ya que el ganado tiene una gran necesidad de sal por el tipo de alimentación que llevan.

3. Preocúpate por su salud: mantén al ganado al día con las vacunas y programas para desparasitar o despiojar. Esto es en particular muy importante si no tienes al ganado encerrado. Ciertas clases de ganado son más propensos a ciertas clases de enfermedades que otros, así que asegúrate de hacer un chequeo con un veterinario de animales grandes.

4. Mantén en buen estado las cercas y la maquinaria. Las buenas cercas son buenas para los vecinos. Un buen mantenimiento a la máquina hace más feliz a los granjeros. Estos tipos de cosas se deben tener en mente al cuidar el ganado.


Ten en mente que para seguir estos consejos tienes que estar dispuesto a trabajar mucho, algo que de por sí se requiere si estás en esta línea de negocio. Cuidar el ganado no es algo que pueda hacer cualquiera, pero trátalos bien y ellos te devolverán tu esfuerzo con creces.


No hay comentarios:

Publicar un comentario