Apoyos de Gobierno para proyectos contra la sequía

Las zonas rurales en México tienen distintos entornos, altitud, topografía, pero en común tienen la dificultad para procurar el agua necesaria para sus cultivos y necesidades básicas como bañarse y preparar sus alimentos. Mientras que la infraestructura hidráulica no llegue a puntos en altas serranías o zonas áridas lejanas de las manchas urbanas, las comunidades son dependientes del suministro con pipas o el acumular agua de lluvia; el rango va desde barriles hasta enormes tanques que aprovechen cualquier precipitación.

En respuesta a la apremiante necesidad y los retos que se tienen para cubrir la demanda en sitios tan remotos, el gobierno cuenta con programas de apoyo para habilitar sistemas de captación de agua con fines agrícolas y domésticos.

El programa Apoyo a la vivienda 2016 del gobierno federal plantea subsidios a hogares en situación de pobreza; entre los rubros de sistemas sustentables contemplan la habilitación de sistemas para la captación de agua pluvial, por medio de tanques de almacenamiento prefabricado impermeable, con capa interna antibacterial para zonas urbanas y rurales. Con aportaciones proporcionales de los gobiernos federal, municipal y una fracción por parte del beneficiario podrán habilitarse proyectos de este tipo.


Respecto a programas de apoyo a las viviendas rurales y al agro, la CONAGUA tiene programas para incentivar obras que lleven agua potable a zonas rurales con fines sociales y para incrementar la producción agrícola, y con ello impulsar la economía, como el Programa para la Construcción y Rehabilitación de Sistemas de Agua Potable y Saneamiento en Zonas Rurales (PROSSAPYS). 
                    
Programas federales con propósitos similares llevan enfoque a grupos étnicos, como ocurre con la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, que con el Programa de Infraestructura Indígena buscan remediar el rezago de las comunidades con indicadores de marginación, para llevar mejoras en caminos, drenaje, electrificación y agua potable a sus localidades.

¿Qué es un sistema de captación pluvial? ¿Qué soluciones ofrece a las zonas rurales, urbanas y periurbanas?

El suministro de agua frecuentemente se toma con indiferencia, puesto que no requiere esfuerzo alguno de nuestra parte. Con la paga del servicio a la instancia municipal nos olvidamos de cómo llega a nuestros hogares, los pozos, tuberías y sistemas de tratamiento para que abramos una llave y contemos con el líquido.

La historia es totalmente distinta en poblados lejanos a las manchas urbanas, donde la práctica es acarrear cubetas o esperar el servicio de una pipa que traiga el líquido a la colonia; incluso hay zonas donde no pueden ingresar fácilmente con la pipa. La posibilidad de llevar agua desde una red mayor se vuelve virtualmente imposible por tuberías y plantas que se requerirían instalar.

Casos como éstos son ideales para instalar un sistema de captación pluvial, que aprovecha el agua de lluvia y la almacena. Acumulando el agua que corre por los techos, la tubería baja hasta un repositorio de filtrado para la separación de hojas y algunos sedimentos, además de conducir el agua al tanque de almacenaje que está a un costado de la casa, que puede tener desde 2,000 hasta los 10,000 litros de capacidad, teniendo opción de modular de 10,000 en 10,000 lts. para mayor almacenamiento.

Los usos que se le pueden dar al agua recuperada de las temporadas de lluvia son:


No potable:

-Uso sanitario (WC)
-Riego (Hogar y Campo)
-Lavado de pisos
-Lavado de coches
-Riego en temporada de sequía

Potable: en combinación con un sistema de purificación, puede ser apta para consumo humano.

Los sistemas de captación pluvial que utilizan tanques de plástico son de rápida instalación, de sencilla operación y se les puede dar mantenimiento con facilidad. Aptos para cualquier tipo de suelo, pueden combinarse con tubería PP y PVC.

El sistema de baño digno, un servicio al alcance de todos

Un tema de grandes proporciones es la preservación de la salud. En sitios marginados de zonas urbanizadas o entornos rurales alejados, el escenario usual es caracterizado por la falta de un servicio regular de agua y saneamiento. El carecer de instalaciones apropiadas en el hogar orilla a las personas a que respondan a sus necesidades fisiológicas a la intemperie, creando focos de infección e inevitablemente exponiéndose a todos los miembros de las comunidades en cuestión.



El sistema baño digno fue diseñado pensando para instalarse en zonas rurales o de escasos recursos, donde no cuentan con un servicio de saneamiento, letrinas o baños comunitarios.

Entre los beneficios del baño digno se tiene:

-   Beneficia la calidad de vida y al medio ambiente.
-   Ofrece comodidad y limpieza en instalaciones sanitarias que no cuenten con drenaje.
-   Cuenta con estación de lavado de manos, que permite constante aseo y cuidado.  Además puede incluir regadera para un aseo personal completo, entre otras opciones.
-   Para los productores del campo que desean certificarse, puede contribuir positivamente en sus evaluaciones.


Además de estos beneficios, está el factor prevención que reducirá los casos de infecciones, parasitosis y otros problemas de salud al contar con los medios de llevar una vida con mayor higiene, disponiendo de los desechos de forma segura en combinación con el tanque biodigestor.

Programas federales e información para el desarrollo social


Apoyo a la vivienda.

A través del Fideicomiso del Fondo Nacional de Habitaciones Populares, tiene un programa con vigencia de convocatoria durante todo el año para que solicitantes con hogares en situación de pobreza puedan recibir apoyo económico para construir, mejorar o ampliar sus viviendas. Entre las mejoras aplicables se incluye:

  • Mejoramiento de fachadas
  • Habilitación de estufas ecológicas
  • Tanque de almacenamiento de agua prefabricado impermeable con capa interna antibacterial.
  • Sistema de captación pluvial
  • Baño húmedo con tanque séptico eficiente, sustentable y autolimpiable.

El programa se adapta a las necesidades de los solicitantes. Más detalles para condiciones y postulación de proyectos pueden encontrarse en el Diario Oficial de la Federación y en el sitio oficial de la FONHAPO.


Pobreza concentrada en zonas rurales.

De acuerdo a cifras del Centro Latinoamericano para el Desarrollo Rural, casi un 60% de los mexicanos que viven en pobreza extrema se encuentran en localidades rurales, dato que ha persistido en las últimas dos décadas. Datos del Consejo Nacional para la Evaluación de la Política de Desarrollo Social, los municipios rurales con el mayor porcentaje de la población en pobreza extrema son: Cochoapa el Grande, Guerrero (82.6); San Simón Zahuatlán, Oaxaca (80.8); San Juan Cancuc, Chiapas (80.5); Mixtla de Altamirano, Veracruz (80.3); Chalchihuitán, Chiapas (79.8); Coicoyán de las Flores, Oaxaca (79.7); Aldama, Chiapas (78.8); Santos Reyes Yucuná, Oaxaca (77.4); San Juan Petlapa, Oaxaca (77.2), y Metlatónoc, Guerrero (77.0). Datos como éstos pueden servir a manera de brújula para conducción de esfuerzos federales, municipales e iniciativa privada para la mejora y desarrollo de la calidad de vida en el país.


Bebederos escolares

El programa propuesto por el Instituto de Infraestructura Educativa (INIFED) tiene como fin el habilitar y dar mantenimiento a bebederos en todas las escuelas del Sistema Educativo Nacional, con fundamento en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, Artículo 3, en la Ley General de la Infraestructura Física Educativa, Artículos 7 y 11, y en los Lineamientos de Operación del Programa de la Reforma Educativa en lo relativo al Componente 4: para la instalación y mantenimiento de bebederos escolares. La convocatoria para licitaciones se abre anualmente, siendo del 15 de Abril al 28 de Abril para este 2016.



Para dicha licitación existen modelos de bebederos que tienen un sistema de purificación integrado, lo que puede marcar la diferencia en el fallo de esta convocatoria.



Uso de Biodigestores en zonas rurales y comunidades de bajos recursos.

El tanque biodigestor se crea para ofrecer una alternativa superior en saneamiento en zonas rurales o de bajos recursos, en comparación con letrinas y baños portátiles. En combinación con el baño digno, su diseño maneja de manera óptima los desechos sólidos en sitios donde no se tiene sistemas de drenaje convencionales.

Su construcción en polietileno de alta densidad hace que las raíces no detecten la humedad, por lo que no intentan romper sus paredes; realiza un tratamiento de agua primario separando sólidos de líquidos.




Los desechos sólidos se purgan y cuando queden secos se pueden utilizar como composta en plantas ornamentales, y los líquidos se deben conectar a un pozo de absorción o zanja de infiltración para que termine su tratamiento, evitando así contaminar los mantos freáticos.