Calidad de vida en zonas rurales de México: el reto del suministro hidráulico

Biodigestor Rotoplas
Comprender la problemática vivida en el campo y zonas en altas serranías, cañadas y otros puntos más cercanos a la naturaleza inalterada, requiere hablar sobre la falta de los servicios y facilidad de abasto que se gozan en áreas urbanizadas. Sin filosofar sobre cuál tipo de vida es mejor, es una realidad que el día con día es más complicado para las áreas remotas y los riesgos a la salud son mayores.
Centrándonos en el tema del agua, las zonas rurales están a expensas de lo que pueden conseguir principalmente por medios naturales, arroyos, lagunas y ojos de agua. Podrían concebirse como fuentes ideales, pero el volumen puede ser insuficiente o las mismas actividades de la comunidad terminan por contaminarlas, al vaciar basura, detergente y otros químicos. La falta de una estable red municipal de saneamiento trae consigo más problemas, puesto que la tendencia es resolver sus necesidades con letrinas, al aire libre sin enterrar sus desechos o echándose a la corriente, creando fuertes focos de parásitos e infecciones, que luego les forzará a gastar su poco dinero en viajes, consulta, medicinas, hasta intervenciones quirúrgicas por alguna complicación.

Las implicaciones van más allá; una calidad de vida baja por enfermedad, mal aprovechamiento de la alimentación por complicaciones digestivas, que lleva a crecimiento insuficiente de nuevas generaciones y menos energía para trabajar. Todo se refleja en mayores rezagos económicos y migración a sitios con mejores prospectos.

Soluciones hidráulicas rotoplasLa Comisión Nacional del Agua tiene esta problemática dentro de sus prioridades, pues sabe de las repercusiones que la falta de agua trae a estas comunidades. Los proyectos promovidos buscan maximizar los recursos disponibles, aportando financiamiento  y avances tecnológicos sostenibles, para armar soluciones comunitarias asequibles, que tengan el mayor impacto posible:

-Programa para la Construcción y Rehabilitación de Sistemas de Agua Potable y Saneamiento en Zonas Rurales (PROSSAPYS)

Objetivo:
Apoyar el incremento de la cobertura de los servicios de agua potable, alcantarillado y sa- neamiento en localidades rurales, mediante la construcción y ampliación de infraestructura, con la participación comunitaria organizada, a fin de inducir la sostenibilidad de los servicios.

Dirigido a:
Localidades rurales del país con población menor o igual a 2,500 habitantes, cuyas acciones se concreten en los Anexos de Ejecución y Técnicos.
Biodigestores Rotoplas

Aportación máxima que puede otorgar la Conagua:
Los porcentajes de aportación del Gobierno Federal serán de 70% para cada una de las acciones contempladas en los componen- tes del programa y de 80% para estudios y proyectos ejecutivos. Estos apoyos podrán incrementarse de 10 a 20% en localidades de alta y muy alta marginación y hasta 100% en algunos casos, como localidades con proble- mas de salud; localidades de municipios con- siderados por Sedesol en el Sistema Nacional para la Cruzada Contra el Hambre (SINHAM- BRE); y proyectos piloto para el tratamiento de aguas residuales.




Acciones que se apoyan:
  • Elaboración de diagnósticos sectoriales e institucionales; elaboración de materiales de difusión y didácticos; capacitación al personal; adquisición de bienes y servicios (cómputo, equipos de oficina, materiales de difusión); organización de talleres y seminarios regionales y nacionales para compartir experiencias relacionadas con la ejecución del programa.
  • Elaboración de diagnósticos participativos y dictámenes de factibilidad social; actividades de promoción para la participación activa de las comunidades a beneficiar; constitución de figuras organizativas comunitarias que se responsabilicen de la administración y operación de los sistemas; capacitación de los comités comunitarios en aspectos sanitarios, financieros y operativos.
  • Estudios de factibilidad y proyectos ejecutivos; construcción y ampliación de obras de agua potable, alcantarillado y saneamiento; adquisición de tubería, materiales y piezas especiales para sistemas de agua potable; supervisión técnica y normativa de las obras; monitoreo de la operación y mantenimiento de las obras ejecutadas en años anteriores con el programa; desarrollo de proyectos piloto para saneamiento y, en casos de urgencia, adquisición de tinacos.


Fuente: bvsde.paho.org, conagua.gob.mx

Programa de Apoyo a la Vivienda 2016, generalidades y requisitos.

Soluciones Rotoplas con Programas sociales
Debido a evaluaciones hechas sobre los resultados obtenidos en los programas de Vivienda Digna y Vivienda Rural, se opta por fusionarlos en uno solo, que ahora es el Programa de Apoyo a la Vivienda que se ejerce a partir del 2016. Esto dará mayor eficiencia a las operaciones y la rapidez de atención al ciudadano.

El nuevo programa cuenta con un fondo de 2,383 millones de pesos anuales. Anexamos un extracto de la información base del programa:

A través del programa Vivienda Digna del FONHAPO, el gobierno federal otorga subsidios a los hogares mexicanos en situación de pobreza con ingresos por debajo de la línea de bienestar, con carencia de calidad y espacios de la vivienda, para que construyan, amplíen o mejoren sus viviendas.

Los beneficiarios del programa Vivienda Digna del FONHAPO son los hogares mexicanos en situación de pobreza con ingresos por debajo de la línea de bienestar, con carencia de calidad y espacios de la vivienda que requieren mejorar sus condiciones habitacionales. Los documentos que se deben presentar para solicitar un subsidio del programa Vivienda
Digna son:
• Original para cotejo y entregar copia de la CURP, y original para cotejo y entregar copia de la CURP de su cónyuge.

• Copia simple de constancia del domicilio en el que vive actualmente o constancia original expedida por parte de la autoridad local.

• Documento firmado bajo protesta de decir la verdad de que no ha recibido subsidio para adquirir o comprar vivienda.

Programas de apoyo de gobierno• Si la acción de vivienda se realizará en el terreno del solicitante en ámbito urbano, presentar copia simple del último pago del impuesto predial; si el terreno está en ámbito rural, presentar copia del documento en el que las instancias ejecutoras acreditan la posesión legal del mismo.

• En caso de adquisición o edificación de vivienda, entregar certificado original de no propiedad del solicitante y de su cónyuge.

• Para ampliar o mejorar vivienda, el solicitante y su cónyuge deben presentar un certificado original de la propiedad.

• Llenar el Cuestionario Único de Información Socioeconómica (CUIS), que se le entregará en las oficinas en las que presentará su documentación.

El solicitante de un subsidio del programa Vivienda Digna debe acudir personalmente a las oficinas del gobierno estatal o del gobierno municipal, donde le darán mayor información y le proporcionarán el Cuestionario Único de Información Socioeconómica (CUIS), para que lo llene y firme.

El gobierno federal, a través del FONHAPO, aporta los recursos financieros del programa Vivienda Digna,en el que también participan los gobiernos estatales y municipales con una aportación acorde con lo establecido en las Reglas de Operación del Programa. Además, los beneficiarios contribuyen con al menos 5% del valor de la acción en efectivo, o bien, si tienen las facultades físicas para hacerlo, cooperan con su propia mano de obra para construir, ampliar o mejorar su vivienda.

El programa Vivienda Digna tiene una cobertura nacional, lo que significa que opera en los 31 estados de la República y en el Distrito Federal.
Los tipos de apoyo y monto que otorga FONHAPO a los hogares beneficiarios son:

  • A partir de 40 y hasta 53 mil pesos para edificar una unidad básica
    de vivienda en el ámbito urbano y rural
  • De 15 a 20 mil pesos para ampliar una vivienda en zonas urbanas y rurales
  • De 10 a 15 mil pesos para mejorar la vivienda en zonas urbanas y rurales

Soluciones Rotoplas para GobiernoExisten montos diferenciados para los municipios clasificados con un índice de alto o muy alto rezago social por el Consejo Nacional de Evaluación (CONEVAL). La solicitud para ser beneficiario del programa Vivienda Digna puede realizarla durante todo el año. Sin embargo, ésta se evalúa de acuerdo con la fecha en que se recibe, y en el otorgamiento de los subsidios se concede prioridad a los siguientes solicitantes:
  • Los de mayor pobreza
  • Los que padecen alguna discapacidad o que tienen un dependiente económico discapacitado
  • Las madres solteras
  • Los hogares cuyo jefe de familia es un adulto mayor de 60 años y más
  • Los hogares con niños de hasta 14 años de edad

La instancia ejecutora, es decir, el gobierno estatal o el gobierno municipal, deberán dar respuesta al solicitante del subsidio 20 días naturales después que éste haya entregado su solicitud acompañada con el total de los documentos requeridos. En caso de no recibir respuesta en ese plazo se deberá entender que la solicitud no fue aceptada.



Ref: fonhapo.gob.mx, obrasweb.mx

Reglamentos a cumplir para empresas con manejo y almacenamiento de químicos

Toda empresa que deba manejar algún tipo de material, sea para alguno de sus procesos, o que sea un producto final que deben almacenar, deben seguir normas específicas para cumplir con la aprobación de Protección Civil para poder operar. Los principales puntos a cuidar son:

    Almacenamiento de químicos
  • No llenar los recipientes al tope; cualquier sustancia que se encuentre en estado líquido no debe rebasar el noventa por ciento.
  • Identificar los contenedores, siguiendo el protocolo de seguridad (rombo de la NFPA, National Fire Protection Association) que indica su severidad, su riesgo de flamabilidad, los elementos con los que pueden reaccionar y el riesgo específico (biológico, corrosivo, etc)
  • Se deben tomar consideraciones para que los recipientes estén en zonas especiales, con cimientos a prueba de fuego y extintores y posicionados lejos de fuentes de calor o ignición.
  • Señalizar los puntos donde se manejen estos productos, indicando rutas de evacuación y contar con equipo de primeros auxilios según aplique.
  • Cuidar que el personal está debidamente protegido según el tipo de material, en caso de haber riesgo de dispersión de vapores y contaminación por material tóxicos.


Con respecto al Reglamento APQ (Almacenamiento de Productos Químicos), informa sobre las condiciones de operación, manejos y almacenaje de sustancias químicas, aplicables para construcción de nuevas instalaciones o remodelaciones. Existen regulaciones específicas según el tipo de materiales manejados, llamadas Instrucciones Técnicas Complementarias (ITC):

  • ITC MIE APQ 1: Almacenamiento de líquidos inflamables y combustibles.
  • ITC MIE APQ 2: Almacenamiento de óxido de etileno.
  • ITC MIE APQ 3: Almacenamiento de cloro.
  • ITC MIE APQ 4: Almacenamiento de amoníaco anhidro.
  • ITC MIE APQ 5: Almacenamiento y utilización de botellas y botellones de gases comprimidos, licuados y disueltos a presión.
  • ITC MIE APQ 6: Almacenamiento de líquidos corrosivos.
  • ITC MIE APQ 7: Almacenamiento de líquidos tóxicos.
  • ITC MIE APQ 8: Almacenamiento de fertilizantes a base de nitrato amónico con alto contenido en nitrógeno.
Tanques de polietileno para Agua y Quimicos
Exenciones al reglamento:

En el Articulo 2. Ámbito de aplicación del Reglamento general, modificado en el RD 105/2001, se indican las siguientes exenciones por cantidad almacenada:
  1. Sólidos fácilmente inflamables: 1.000 kg.
  2. Sólidos tóxicos: clase T+, 50 kg; clase T, 250 kg; clase Xn, 1.000 kg.
  3. Comburentes: 500 kg.
  4. Sólidos corrosivos: clase a, 200 kg; clase b, 400 kg; clase c, 1.000 kg.
  5. Irritantes: 1.000 kg.
  6. Sensibilizantes: 1.000 kg.
  7. Carcinogénicos: 1.000 kg.
  8. Mutagénicos: 1.000 kg.
  9. Tóxicos para la reproducción: 1.000 kg.
  10. Peligrosos para el medio ambiente: 1.000 kg.
En caso de exceder las cantidades especificadas, deberá aplicarse la ITC correspondiente. Siendo material extenso, les invitamos a descargar y consultar el documento original para encontrar el caso que les aplique, para estar listos y solicitar que la autoridad de protección civil dé el visto bueno.

Como suplemento a los puntos anteriores, A continuación presentamos extractos de la Norma Oficial Mexicana NOM-005-STPS-1998, respecto a las condiciones de seguridad e higiene para el manejo de sustancias químicas:
9. Requisitos generales
9.1 En base al estudio para analizar el riesgo potencial, se deben colocar las señales, avisos, colores e identificación de fluidos conducidos en tuberías conforme a lo establecido en las NOM-026-STPS-1993, NOM- 027-STPS-1993 y NOM-028-STPS-1993.
9.2 El llenado de los recipientes que contengan sustancias químicas peligrosas en estado líquido a presión atmosférica, debe hacerse máximo hasta el noventa por ciento de su capacidad, para lo cual se debe contar con un dispositivo de lectura del nivel de llenado.
9.3 Los recipientes portátiles sujetos a presión que contengan sustancias químicas peligrosas deben:
  • a)  Contar con válvulas y manómetros; la lectura de la presión de operación en el manómetro debe estar
  • por debajo de la presión máxima de trabajo,
  • b)  Tener indicada la presión máxima de trabajo.
Se exceptúan del cumplimiento de este apartado los extintores y aerosoles.

9.4 Los recipientes fijos de almacenamiento de sustancias químicas peligrosas deben contar con
cimentaciones a prueba de fuego.

9.5 Las tuberías y recipientes fijos que contengan sustancias químicas peligrosas deben contar con
sistemas que permitan interrumpir el flujo de dichas sustancias.

9.6 Se debe contar con zonas específicas para el almacenamiento de las sustancias químicas peligrosas.

Tanques industriales para químicos9.7 Se deben identificar los recipientes que contengan sustancias químicas peligrosas conforme a lo establecido en la NOM-114-STPS-1994.

9.8 Los recipientes con sustancias químicas peligrosas deben permanecer cerrados mientras no estén en uso.

9.9 En las áreas donde por el tipo de actividad no exista exposición frecuente de los trabajadores a sustancias químicas peligrosas, se debe vigilar que la concentración de éstas en el medio ambiente laboral no generen una atmósfera explosiva. Cuando un trabajador tenga que entrar a una de estas áreas, se deben tomar medidas para controlar la exposición del trabajador.
10. Requisitos de seguridad e higiene para el manejo, transporte y almacenamiento de sustancias inflamables o combustibles
10.1 En las áreas del centro de trabajo donde se manejen, transporten o almacenen estas sustancias, las paredes, pisos, techos, instalaciones y cimentaciones deben ser de materiales resistentes al fuego.
10.2 Del manejo.
10.2.1 Se prohíbe el uso de herramientas, ropa, zapatos y objetos personales que puedan generar chispa, flama abierta o temperaturas que puedan provocar ignición.
10.2.2 El trasvase de sustancias inflamables o combustibles debe realizarse con la ventilación o aislamiento del proceso suficiente para evitar la presencia de atmósferas explosivas.
10.3 Del almacenamiento.
10.3.1 Las áreas destinadas para este fin deben estar aisladas de cualquier fuente de calor o ignición.
10.3.2 Los recipientes fijos donde se almacenen estas sustancias deben contar con dispositivos de relevo de presión y arrestador de flama.
10.4 Del transporte.
10.4.1 Los sistemas de tuberías que conduzcan estas sustancias y que estén expuestos a que el tránsito
normal de trabajadores o equipo los pueda dañar, deben contar con protección para evitar que sean dañados. Esta protección no debe impedir la revisión y el mantenimiento de dichos sistemas de tuberías;
10.4.2 Cuando el transporte se realice en recipientes portátiles, éstos deberán estar cerrados.


12. Requisitos de seguridad e higiene para el transporte y almacenamiento de sustancias corrosivas, irritantes o tóxicas

12.1 El almacenamiento de sustancias corrosivas, irritantes o tóxicas debe hacerse en recipientes específicos, de materiales compatibles con la sustancia de que se trate.

12.2 Cuando el transporte de sustancias corrosivas, irritantes o tóxicas en los centros de trabajo se realice a través de un sistema de tuberías o recipientes portátiles, éstos deben estar cerrados para evitar que su contenido se derrame o fugue.



Fuente: productosquimicosymedioambiente.com, stps.gob.mx

Avances científicos y programas propuestos para atender a los retos de la vivienda

Tinacos para Agua
El crecimiento poblacional ha hecho que en recientes décadas se vuelva más complicado ofrecer los servicios básicos y soluciones de vivienda para una calidad de vida digna. Afortunadamente, la necesidad impulsa al ingenio para producir nuevas soluciones.

Tal es el caso para el suministro de agua, un grupo de investigadores de la Facultad de Estudios Superiores Aragón, representados por el ingeniero Martín Rubén Martínez Magaña, que desarrollaron modelos matemáticos para volver más eficiente a la infraestructura actual de la red hidráulica, analizando cargas por zona para cambiar a diámetros de tubo que produzcan la presión requerida y la configuración que mejore el funcionamiento hidráulico en general. De esta forma, se podrían eficientar esfuerzos para resolver la falta de agua en asentamientos urbanos.

Para rehabilitar redes o llevar el servicio a nuevas comunidades, el modelo matemático debe tener como factores principales la presión, la calidad y la cantidad de líquido que se requiere según la zona. Dicho modelo se inspira en los procesos biológicos como series genéticas y el comportamiento en colonias de hormigas para la resolución de problemas, en este caso la mejor distribución de la red hidráulica con las variables que se alimenten.

Tanques RotoplasAdemás de los avances científicos para acercar los servicios básicos, se plantean nuevos programas gubernamentales de apoyo para revertir el rezago en la vivienda que se tiene en México, cuya cifra está en 8.9 millones de hogares, principalmente en zonas rurales, que les hacen falta construcciones completas, necesitan mejoras o un reemplazo total.

La Comisión Nacional de la Vivienda (CONAVI) reconoce que las razones del rezago es la percepción económica, pues la población afectada no llega a ganar más de dos y medio salarios mínimos y se encuentran ubicados en zonas rurales y periurbanas. Entre sus programas se promueve que las familias economicen al construir ellos mismos su casa, teniendo apoyo de expertos; podrían solicitar financiamiento hasta por 200,000 pesos en combinación de fondos de la CONAVI, municipios y estado y un enganche de la familia, para después pagar mensualidades de 500 pesos al mes. El modelo está pensado para que la CONAVI ponga 60,000 pesos por proyecto, hasta un 20 por ciento el municipio y el estado, 24,000 respectivamente; la familia hace el trato con 6,000 pesos de enganche.  


Para este año, el presupuesto contemplado para 151,000 proyectos de vivienda asciende a los mil millones de pesos, más otros mil ochocientos millones que contribuirán los estados.