Impulso económico y acuerdos binacionales para el desarrollo del sector agrícola



El sector agrícola se ha presentado en la economía nacional como un camino viable en tiempos de mercados globales, que además de los retornos que puedan producirse, está la creación de empleos y diversificación conjugada con otras industrias, como la manufacturera y de tecnología agrícola.

De acuerdo a los comunicados de la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos (CONCAMIN) han reconocido el potencial del sector agrícola, que representa el 5% del producto interno bruto nacional y 26% respecto al sector de manufactura, de donde se conjugan 800 mil empleos. Por ello y el potencial para su crecimiento, tanto el gobierno federal como la iniciativa privada tienen pláticas conjuntas para invertir en el desarrollo del sector, habiendo ya considerado propuestas de proyectos prometedores en los estados de Morelos, Guerrero, Estado de México y Puebla, que podrían acelerar la economía y bienestar social de esas regiones para diseminar su efecto después en el resto del país.

Los estados en consideración han demostrado con resultados su candidatura; el estado de Morelos tiene el sexto lugar nacional en productividad agroindustrial y el año pasado obtuvo el primer lugar en crecimiento del sector agropecuario, registrando un aumento anual del 31.6%, además de tener el liderazgo en producción de nopal, higo, rosas, nochebuenas y peces de ornato, teniendo a Estados Unidos, Canadá y países europeos como los principales consumidores. Los demás estados mencionados tienen equiparables bondades que deben potenciarse para seguir haciendo impacto en las exportaciones con nuevos productos y nuevos destinos.

Entre las oportunidades para el desarrollo económico que se presentan está el estrechar lazos con los países del cono sur. Actualmente se está progresando en pláticas con Argentina para estrechar los acuerdos de intercambio, con miras hacia los sectores agrícola y agroindustrial, como se registró en la llamada II Ronda de Negociación para Profundización del ACE 6 (Acuerdo de Complementación Económica Número 6), donde se reconoce que es un avance por mucho conservador, debido a esfuerzos de estabilización por situaciones de déficit, característicamente dentro del ramo automotriz en Argentina.

De lograr avanzar con las iniciativas de ampliación al acuerdo, se aumentaría el dinamismo y comunicación entre ambos países, generando cuantiosas oportunidades para la aceleración de nuestras respectivas economías.

No hay comentarios:

Publicar un comentario