13 Motivos por los cuales tu construcción está perdiendo dinero

13 Motivos por los cuales tu construcción está perdiendo dinero

Estadísticamente, existe un número alarmante en lo que respecta a las empresas de construcción que llegan a fracasar después de un periodo de tiempo. Con cada día que pasa, son más las empresas que ven desaparecer sus proyectos, los cuales comenzaron con gran esfuerzo y dedicación; pero ahora, la pregunta es ¿por qué? 

No solo se necesita ambición y una actitud triunfadora para lograr que una empresa sea exitosa, es por eso que hablaremos en este punto sobre algunas de las razones por las cuales las constructoras pierden dinero.

1.- Trabajar a la antigua
Cuando las empresas enfocan su modo de trabajo en un concepto como el de: “Así se ha hecho siempre” asumen una postura cultural que no se adapta a la avanzada industria de hoy en día, en donde adoptar a la tecnología y todos sus nuevos procesos son necesarios. 

Nuevas técnicas y estilos implican adaptarse al cambio y a los gustos de los clientes actuales. Esto se debe a que las empresas temen a presenciar un escenario de inversión a las nuevas tecnologías como un riesgo, cuando en realidad se deben ver como un retorno de la inversión a mediano y largo plazo.

2.- No tomar en cuenta los imprevistos
Tal como su nombre lo indica, los imprevistos no se pueden evitar, por lo que siempre se debe asumir por parte de las constructoras, es que estas situaciones pueden surgir de manera eventual, por lo que se deben proteger con antelación. Considerar un rango de entre el 2 y 5 % del presupuesto es necesario para evitar gastos que no le corresponde a la empresa. 

3.- Una mala gestión económica 
Las empresas buscan completar todos sus trabajos de construcción para así posicionarse y conseguir una mejor presencia como también recomendación entre sus clientes, pero si no se realiza una buena gestión económica de los presupuestos de cada proyecto, esto puede volverse un factor crítico. Esta situación se presenta cuando las constructoras que poseen varios proyectos a realizar utilizan el dinero de un proyecto avanzado para apoyar una obra que se encuentra en problemas, lo que conlleva a no utilizar herramientas de control adecuadas, complicando al final, ambas obras. 

4.- Malgastar el anticipo
Los anticipos en los contratos representan ese capital que realizan los clientes para cubrir los gastos previos a la construcción, como el traslado de la maquinaria y equipos a la zona de trabajo. Si se realiza un mal manejo de estos, se pueden ocasionar retrasos en la ejecución de las obras e incluso suspensiones. 

5.- Recursos humanos mal administrados
El equipo humano de trabajo, es una pieza fundamental ante cualquier proyecto de construcción, ya que ellos determinarán el éxito o fracaso del proyecto. Siempre es importante trabajar con un equipo de personas profesionales que sepan manejar bien sus áreas de trabajo, lo que influenciará en el rendimiento, calidad y rapidez de las obras; pero también es cierto que muchas de las empresas que fracasan es por buscar no solo una mano de obra más económica, sino que tampoco invierte en su preparación y capacitación. 

6.- Un mal plan de marketing
Las relaciones y la oferta de tentaciones, son los que complementan a los planes de marketing de una empresa de construcción, por lo que siempre se debe buscar el servicio de un profesional que pueda crear esas alianzas comerciales y co-inversiones que influyan en el trabajo.

7.- Falta de control de calidad
Con la falta de control de calidad, el único resultado que se obtiene es la pérdida de dinero. Cometer errores y desperdiciar tiempo hace que se deje de ganar dinero en el mundo de la construcción. Esta situación sucede cuando las empresas no contratan a un supervisor que verifique y compruebe la obra y sus características de calidad. 

8.- Deficiencia en el control de costos
Es una obligación el evitar mezclar dinero de las obras entre ellas. Llevar un control contable para poder manejar los centros de costos, cuentas y subcuentas permitirá controlar el movimiento de dinero de las obras y tomar decisiones más sólidas para su uso. 

9.- Tardar en cobrar 
Una empresa de construcción que sea mala cobradora representará una debilidad constante con resultados negativos significativos. Un pago con demora, aunque estos se reciban con intereses, hará de la empresa la obligación de solicitar préstamos que no son convenientes. 

10.- No capacitar al personal
Muchas constructoras al trabajar con la mentalidad de que los obreros que laboran en los proyectos provienen de zonas rurales y hasta marginadas, han de creer que no es necesario realizar inversiones en su capacitación, ya que al finalizar el proyecto, estos pueden que no sigan laborando con la compañía, pero la verdad es que se desperdician las ventajas competitivas que se obtienen al trabajar con un equipo capacitado y bien adiestrado. 

Optimiza los recursos de tu proyecto contando con el mejor costo/beneficio con Dinámica en Soluciones, los Distribuidores Rotoplas en México.


No hay comentarios:

Publicar un comentario