PROCAPTAR: AGUA PARA TODO MÉXICO


En México existe una gran cantidad de zonas rurales que no tienen agua potable disponible por el lugar remoto en el que se encuentran. Sin poder contar con acceso a la red hidráulica del país, los habitantes de estas zonas sufren la ausencia de una entrada sencilla y constante de agua limpia lo cual reduce de manera significativa su calidad de vida.

La CONAGUA, quien ha estado lidiando con este problema por años, ofrecerá un programa dedicado a captar el agua de la lluvia, tratarla y abastecerla. El programa tiene como nombre Programa Nacional Para Captación de Agua de Lluvia y Ecotecnias en Zonas Rurales (Procaptar).

El programa permitirá abastecer de agua a la gente que hoy no cuenta con el servicio y que se tiene que trasladar grandes distancias para poder acceder al vital líquido.


Dentro de los objetivos específicos del programa se encuentran:
  • Impulsar el desarrollo social, el acceso al agua y saneamiento de las viviendas de zonas rurales de mayor marginación, mediante sistemas de captación y almacenamiento de agua de lluvia y tecnologías de tratamiento de aguas residuales a nivel vivienda.
  •  Involucrar a la sociedad de forma activa.
  • Ayudar a abatir la pobreza multidimensional en el ámbito de los servicios básicos.

Los esfuerzos de este programa irán dirigidos principalmente a las zonas que se encuentran bajo condiciones de Alta y Muy Alta Marginación, cuentan con lluvias anuales acumuladas iguales o mayores a 1,500 mm, y que además se encuentran dentro de la Cruzada Nacional Contra el Hambre, para las cuales el apoyo del programa es de hasta el 100% para la instalación de un sistema de captación de agua de lluvia con fines de abasto de agua potable a nivel familiar por vivienda, que permitan abastecer al menos con 50 litros por persona al día, durante los 365 días del año, teniendo como premisa adicional la instalación en paralelo de un sistema de tratamiento de aguas residuales a nivel vivienda.

Con este programa, la CONAGUA espera mejorar la calidad de vida de millones de mexicanos en los próximos años. 






En casi todo el mundo, es relativamente común tener que lidiar con lo trágicas y devastadoras que pueden ser las inundaciones pluviales. Sin embargo, muchas veces, la razón por la que una de estas inundaciones es tan dañina, es porque no se realizó una estrategia previa dirigida a contener este tipo de situaciones.

Hay muchas cosas que se pueden hacer dependiendo de la zona, pero hay cuatro en particular que pueden realizar en prácticamente todas las locaciones que sufren de este mal:

1.      Válvulas de control: permiten regular el flujo de agua, reducen los volúmenes de almacenamiento y evitan los riesgos de obstrucción. Estos equipos al controlar y permitir redireccionar el flujo de agua, ayudan a amortiguar los efectos producidos por inundaciones, previenen la erosión, reducen azolves y el desbordamiento de los ríos. De igual forma, evitan la saturación de las redes de drenaje. Estás válvulas pueden regular los escurrimientos desde aguas arriba y en los sistemas de drenaje para asegurar que va a salir un volumen controlado, o que se van a dirigir los picos a zonas de inundación ya preparadas. De esta forma, evitan que en las calles se generen avenidas y se produzcan inundaciones en zonas bajas.

2.      Sistema de limpieza: los Separadores retiran del escurrimiento los aceites, sedimentos y basuras flotantes que en muchos casos taponan el sistema de drenaje pluvial, evitando que trabaje de forma eficiente en el desalojo del agua pluvial.

3.      Gestión de las Demasías en el Alcantarillado Combinado (DAC): estos son sistemas que limpian el agua de lluvia cuando se mezcla con el drenaje combinado, evitando que estos excedentes desborden el sistema y escurran por calles o casas, produciendo riesgos de salud para la población.

4. Tren de tratamiento pluvial para infiltración: aprovechar los escurrimientos pluviales para la recarga de acuíferos puede ser una doble solución de gestión hídrica, al aumentar las reservas y evitar inundaciones.

Si piensas que estos sistemas son muy caros, La CONAGUA, tiene recursos para infraestructura y se dedica a apoyar a comunidades que los necesiten.




MEJOR ADMINISTRACIÓN DEL AGUA= MEJOR CALIDAD DE VIDA



Una buena parte de las zonas rurales más pobres de México carecen de muchos de los servicios más básicos que debe tener todo mexicano. Desde la energía eléctrica hasta la capacidad para la administración del agua potable.

El pasado 30 de noviembre, la CONAGUA  llevó a cabo el evento “Mujeres y Hombres de Agua, Líderes y Futuros Profesionales”, en el que habló bastante sobre la incapacidad de varias zonas rurales de México para abastecerse de agua potable y de cómo podemos trabajar en conjunto para ayudar a estos ciudadanos que viven en circunstancias extremas de pobreza.

Durante el evento, el maestro Daniel Martínez Bazúa, vocal de la AMH, tras agradecer la asistencia y compromiso de los alumnos, señaló que el abastecimiento, drenaje, saneamiento, agricultura, salud, cuerpos marítimos, energía, entre otras áreas, requerirán el liderazgo de los jóvenes para preservar y consolidar la sustentabilidad: "Ustedes serán los próximos tomadores de decisiones y, sin duda, este es el primer paso para interactuar y generar acciones a favor de un cambio en el sistema hídrico de México".

En representación del doctor Carlos Escalante Sandoval, director de la FI, el maestro Gerardo Ruiz Solorio, coordinador de Vinculación Productiva y Social, expuso el proyecto Olimpiada Nacional de Conocimiento en Hidráulica, un concurso que se realizará en el Congreso Nacional de la AMH, en marzo de 2017 en Acapulco, Guerrero. "El objetivo será promover la ingeniería hidráulica y crear conciencia sobre la importancia del agua, sus dificultades, cuidado y pronóstico".

Como broche de oro, ya para cerrar, tuvo lugar la conferencia magistral Fortalecimiento de la Política Hídrica en México y la Formación de Recursos Humanos Especializados, a cargo de Roberto Ramírez de la Parra, director General de Conagua e invitado especial del evento, quien se enfocó en detallar las peculiaridades geográficas del país, la gestión del agua, y las repercusiones del cambio climático y el aumento de la población. Roberto Ramírez también invitó a los jóvenes a desarrollar nuevas tecnologías que permitan una mayor eficiencia en el uso del agua.

Esta estrategia de la CONAGUA dirigida a concientizar a las generaciones por venir para que continúen y mejoren la labor que se está haciendo promete hacernos llegar a un México en el que se erradique por completo la escasez de agua potable en muchas zonas rurales del país.


Por ahora, está claro que la principal preocupación de la CONAGUA pasa por brindar apoyo a la administración del agua de forma tal que mejore la calidad de vida de miles de mexicanos que viven en situaciones extremas de pobreza.




SIN AGUA NO HAY VIDA



Millones de mexicanos a lo largo de la República viven en zonas rurales que se encuentran bastante alejadas de los centros de tratamiento de agua del país. Esto provoca que sea imposible lograr que formen parte de la red hidráulica del país, en pocas palabras, no tienen agua potable.

Usualmente, estas zonas también son víctimas de un estado de pobreza extremo en el que de por sí tienen suficientes problemas como para tener que preocuparse si siquiera podrán tomar agua o bañarse el próximo día, y ni hablar sobre la pureza del líquido vital que toman. Además, en la mayoría de los casos no es sólo un tema de hacerles llegar el agua sino conseguir almacenarla de manera segura e higiénica.
Para poder ayudarlos, la mejor solución posible es aprovechar la enorme cantidad de agua que cae en muchos de esos lugares de manera natural: la lluvia.
Existen distintas técnicas que se pueden utilizar para recoger el agua de lluvia, purificarla y posteriormente almacenarla para su uso constante. El agua proveniente de las precipitaciones puede ser captada en lagunas de acumulación para su posterior uso. También se captan directamente en los techos de las viviendas y se acumulan en tanques de almacenamiento para luego ser limpiadas para su uso.
La CONAGUA, el ente encargado de atacar este asunto, ha trabajado constantemente en desarrollar programas y proyectos que puedan ayudar a satisfacer la necesidad de agua que tienen estos lugares y ha encontrado que este método de recolección de agua es bastante beneficioso por distintas razones:
  • Su costo relativamente bajo permite que se implemente de una manera más veloz y eficaz.
  • Es fácil de enseñar a los lugareños cómo funciona para que ellos mismos puedan solucionar rápidamente los problemas que quizá aparezcan en el futuro.
  • El agua está disponible incluso cuando no hay electricidad.
  • Reduce el criadero de mosquitos y por lo tanto las enfermedades.
  • El agua no queda sujeta a interrupciones en la tubería.

Gracias a este método, es muy probable que miles de zonas rurales de México por fin cuenten con agua potable en los próximos años.