Productos mexicanos para empresas industriales

Rotoplas para Empresas Industriales

Gracias a su visión innovadora, Tecnotanques, ha sabido combinar tecnología de vanguardia y el uso de materiales de alta calidad con una estrategia de mercadeo digital, lo que le ha permitido posicionarse como una  empresa que facilita soluciones rápidas e idóneas a los problemas de almacenamiento y transporte de líquidos.

Los productos de Tecnotanques, fabricados en polietileno 100 por ciento virgen y reforzados para evitar la corrosión, se han posicionado en la mente de los compradores gracias a su calidad, pero también como consecuencia de su atención al cliente y de sus estrategias de venta y mercadeo. Tecnotanques ha logrado una amplia aceptación entre sus clientes gracias a su cobertura total de entrega en el país, lo que permite ahorros de hasta el 60 por ciento en costos y entregas cuatro veces más rápidas.

Además de la calidad de los productos y la rapidez y eficiencia en los procesos de entrega, Tecnotanques comercializa tanques y cisternas verticales,  horizontales y para enterrar, en capacidades que van desde los cinco mil hasta los cuarenta mil litros. Tecnotanques, por lo tanto, ofrece soluciones idóneas para las grandes empresas industriales que desean almacenar o transportar agua, melazas, alcoholes, fertilizantes, cloruros y ácidos.

Tecbotanques está a la vanguardia de las empresas de su sector porque apuesta por la calidad de sus productos y por un servicio eficiente de mercadeo y ventas, pero también por su afán de utilizar las nuevas tecnologías en favor de sus clientes. Actualmente, la empresa trabaja en un proyecto de Internet de las Cosas ―un concepto que busca la conexión de objetos cotidianos con el Internet― para ofrecer un sistema de medición de llenado de los tanques a través de una herramienta de monitoreo digital instalada en los smartphones.

En el ámbito de la responsabilidad social, Tecnotanques, a través de los productos fabricados por Rotoplas, ofrece distintas soluciones para instituciones de gobierno. Rotoplas busca mejorar la calidad de vida de la población del país, por lo que ofrece soluciones de fosas sépticas y baños húmedos, ambos esenciales en el combate a la escasez de agua, falta de drenaje de las comunidades rurales y sequía. La tecnología de vanguardia que ofrece Rotoplas para las instituciones de gobierno fomenta, por tanto, un aumento en la calidad de vida y una mejora en la economía de la población y saneamiento ambiental.

Para ayudar a las comunidades rurales que sufren de escasez de agua, Rotoplas ofrece: baños húmedos dignos para zonas rurales, sistemas biodigestores autolimpiables (fosa séptica), plantas de tratamiento de aguas negras, tanques de almacenamiento para agua, tanques para transporte de líquidos, bebederos de agua limpia, sistemas de captación pluvial y conducción de agua con tubería hidráulica.


Tecnotanques, al asumir proyectos de gran envergadura y de distinta índole, busca apoyar a la economía nacional y detonar oportunidades de crecimiento en sus áreas de influencia: alimenticia, minera, construcción, agroindustrial, química, saneamiento y purificación de agua. Te invitamos a conocer nuestros productos con una nueva tecnología de medición de agua: Tecnotanques con Tecnolevel

¿En dónde se invierten los recursos de candidatos y comités electorales?

Soluciones Rotoplas Gobierno

Por al menos dos razones,  2018 será un año clave para México.

En primer lugar, México se encuentra inmerso en una serie de pláticas que tienen como propósito renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte. La discusión se ha extendido mucho más allá de lo planeado, pues algunos expertos en temas de comercio indicaban que lo ideal era que la renegociación concluyera en 2017 para evitar la politización del tema.

Precisamente las elecciones que se celebrarán en México el 1 de julio de 2018 son otra situación clave en la vida nacional. En julio, los mexicanos elegirán a un nuevo presidente, a 7 gobernadores, al jefe de gobierno de la Ciudad de México,  a 128 senadores, a 500 diputados y a diversas autoridades locales.
Las campañas electorales siempre significan un interminable bombardeo de propaganda electoral y la consiguiente inversión de miles de millones de pesos. En esta ocasión, está estipulado que las campañas se efectúen desde el 30 de marzo y hasta el 27 de junio. Ante esta realidad, es válido preguntarse en qué se invierten los recursos de los candidatos y los comités electorales.

Ser contendiente en una elección cuesta. Los recursos, en su mayoría se emplean en gastos de campaña: contratación de personal, viajes por el país, el estado o el distrito electoral, establecimiento de una oficina de campaña, publicidad, etcétera. Estos gastos habitualmente son muy altos debido a lo costoso que se ha vuelto buscar un puesto de elección popular.

Sin embargo, tras los terremotos del 7 y del 19 de septiembre de 2017 y ante las muestras de solidaridad de los ciudadanos de a pie, algunos partidos decidieron destinar  recursos de su presupuesto anual a los esfuerzos de reconstrucción de las zonas dañadas por los fuertes sismos.

En el caso de 2018, los partidos políticos recibirán 6 mil 778 millones de pesos aprobados por el Instituto Nacional Electoral (INE) más los montos que recibirán de cada uno de los estados del país, por lo que en total dispondrán de 11 mil 904 millones de pesos para gastar en las elecciones.

Aunque buena parte de este dinero se invierte en el pago de gastos publicitarios que tienen como propósito transmitir las plataformas políticas de los candidatos, algunas áreas de la economía se benefician de manera considerable. Por ejemplo,  del incremento en el gasto público derivado de las elecciones impulsa el consumo privados y las ventas de los comercios. 

El gobierno mexicano, junto con el sector privado, atraen inversionistas extranjeros

Soluciones Rotoplas para Gobierno

A pesar del escenario complicado que la elección de Donald Trump como presidente de Estados Unidos supuso para México, nuestro país, en cierta medida,  sigue siendo atractivo para inversionistas extranjeros, que en muchos casos apuestan por las ventajas competitivas y los beneficios económicos que pueden recibir tras colocar su dinero en las industrias nacionales.

Según reportó el prestigioso medio Bloomberg a mediados de 2017, México es más atractivo para los inversionistas extranjeros que otras economías emergentes, como Brasil. A pesar de que la nación Sudamericana ofrece tasas más altas, los extranjeros prefieren los bonos de México ya que la perspectiva monetaria parece favorecer a nuestro país.

Esta es una buena noticia tras la fuga de capitales extranjeros que México sufrió en 2016 como consecuencia de la volatilidad financiera mundial, provocada por diversas situaciones: caída en el precio del petróleo, salida del Reino Unido de la Unión Europea (Brexit), estado de los mercados chinos, etcétera.

Bloomberg detalló que “los inversionistas extranjeros reanudaron recientemente las compras de deuda del gobierno mexicano, tanto Cetes de corto plazo como Mbonos [sic] de largo plazo”.
Los esfuerzos del gobierno por mantener la competitividad de México mediante la firma de acuerdos comerciales y otras acciones, sumadas al trabajo del sector privado permiten que México continúe siendo un destino atractivo para los inversionistas extranjeros que buscan impulsar el crecimiento de sus negocios o la multiplicación de su capital.

Sin embargo, para hacer frente a la incertidumbre que las acciones de la administración de Trump han provocado en México, los empresarios mexicanos pueden llevar a cabo una serie tareas que aseguren que el país mantenga su atractivo para los inversionistas extranjeros.

México ya tiene una serie de ventajas competitivas que pueden ser potenciadas aun más gracias a la implementación de procesos acertados que permitan una integración vertical en la cadena de suministros y un mejor aprovechamiento de ls tecnologías que ofrece la cuarta revolución industrial.

La digitalización de las PYMES pude permitir un crecimiento importante en la economía de México en un periodo breve, ya que gracias a ella muchas empresas mejoraran su productividad.

*Con información de Bloomberg


¿Cómo retener empresas extranjeras en México?

Soluciones Rotoplas para Industriales

En enero de 2018, los equipos negociadores de Canadá, Estados Unidos y México, encabezados por Chrystia Freeland, Robert Lighthizer e Ildefonso Guajardo, respectivamente, se reunieron en Montreal para llevar a cabo la sexta ronda de negociaciones del TLCAN, lo cual provocó una pequeña depreciación en el valor de la moneda de México. Esto refleja que la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte ha puesto la situación económica de México en un escenario de duda e incertidumbre. Esta realidad, además, se ha extendido más de lo deseado y lo más probable es que se empalme con los procesos electorales del mes de julio.

La incertidumbre provocada por las renegociaciones del TLCAN ha afectado a ciertas empresas del sector industrial que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores. Los inversionistas extranjeros están comenzando a mostrar cierta aversión a colocar su dinero en México, y este problema puede ser agravado tras la implementación de la reforma fiscal de la administración de Donald Trump que pretende incentivar la inversión de capital americano y extranjero en la industria manufacturera de Estados Unidos.

Este panorama no es muy alentador para México, que ha batallado con las políticas y propuestas de Trump desde que este lanzó su candidatura a la presidencia de Estados Unidos en 2015.

A pesar del factor Trump, México tiene un importante potencial de crecimiento gracias a las ventajas competitivas que ofrece a todos sus socios comerciales, no solo a Estados Unidos: una posición geográfica privilegiada, bajos costos de operación, mano de obra competente, calidad en los resultados y procesos industriales competentes.

Aunque algunos expertos se han mostrado optimistas sobre el resultado final de la renegociación del TLCAN, lo cierto es que independientemente de ese acuerdo comercial, México puede realizar acciones que permitan retener a empresas extranjeras en suelo nacional.

De forma adicional, de acuerdo a la ley mexicana, actualmente existen distintas opciones para que las personas morales extranjeras puedan establecer una empresa en el país: una oficina de representación, una sucursal o una subsidiara con capital extranjero.


La situación actual ha provocado algunos altibajos en la economía nacional, pero aún se prevé que el sector industrial cree alrededor de 200 mil empleos en 2018 y que haya un aumento salarial para el obrero mexicano.  

A pesar de Trump, la manufactura en México creará 200 mil empleos

Soluciones Rotoplas para Proyectos

Aunque es cierto que en gran medida la economía de México depende de Estados Unidos, las políticas de la administración de Donald Trump no necesariamente tienen que significar un descalabro económico, financiero y comercial para nuestro país.

Según afirmó José Navarro, director de la rama mexicana de E.J. Krause Tarsus, a pesar de la incertidumbre que significa para el país la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, está previsto que la industria manufacturera de México cree 200 mil empleos en 2018. El experto también detalló  que se espera que los salarios tengan un incremento de entre el cinco y el  siete por ciento en promedio.

Las estimaciones para el crecimiento del empleo y de los salarios son buenas, aunque la cifra final estará relacionada, en cierta medida, con el resultado final de la renegociación del TLCAN, que a finales de enero de 2018 ya ha tenido seis rondas de discusión.

Aunque renegociación del TLCAN, que se ha extendido más allá de lo deseado, ha creado un escenario de incertidumbre y duda entre los mexicanos y entre los inversionistas extranjeros, algunos expertos se muestran optimistas sobre los resultados finales.

El ejecutivo de E.J. Krause Tarsus describió un pronóstico positivo sobre las renegociaciones del TLCAN: “Hay confianza que se alcance un acuerdo con beneficios trilaterales, y que se mantenga el crecimiento de la planta productiva en el país”.

Aun cuando existen estos pronósticos optimistas sobre la renegociación del TLCAN, algunos expertos indican que esta situación, que por el momento está generando dudas, cuestionamiento, miedo, volatilidad e incertidumbre, debería ser vista como una oportunidad de crecimiento y diversificación.

La situación comercial incierta con Estados Unidos podría ser aprovechada para voltear a ver a otros socios comerciales importantes en Asia, Europa y el resto de América Latina. Del mismo modo, esta realidad podría traducirse en la salida de una situación de comodidad focalizada al comercio con nuestro importante y poderoso vecino del norte.

A pesar de lo triste que aparece el panorama de 2018 ante la visión de los mexicanos, el país, por sus enormes ventajas competitivas aún es fuerte y puede crecer a lo largo del año, sobre todo si el sector industrial apuesta por la innovación y la creación de cadenas de suministro eficientes y transparentes.


*Con información de mexicoxport.com

3 retos para las empresas industriales en México


La cuarta revolución industrial y la capacidad de manufactura de México, que en ciertos rubros puede competir con China, Alemania y Estados Unidos, significa que nuestro país podría convertirse en una de las economías más fuertes a nivel mundial en un periodo de tiempo muy corto. Sea como sea, algunas consultoras prestigiosas, como PriceWaterhouseCoopers, indican que México podría sobrepasar a Francia e Italia en el ranking de las economías más grandes del mundo para 2050.

Sin embargo, en la actualidad, la industria manufacturera tiene que hacer frente a una serie de retos que están siendo planteados por la situación económica mundial y por el desarrollo tecnológico importante y explosivo que está atestiguando el siglo veintiuno.

Para que México mantenga su competitividad en el área industrial, que durante el tercer trimestre de 2017 representó el 16 por ciento del total del Producto Interno Bruto, tiene que hacer frente a tres grandes retos.

·    Apostar por la innovación y desarrollo tecnológico:
Si México une sus ventajas competitivas (posición geográfica, mano de obra, bajos costos de operación, calidad en la manufactura, etcétera) a las ventajas de la industria 4.0, el tamaño de la economía podría crecer de forma dramática en los próximos años. Para lograr esto, las PYMES deben comenzar a apostar por la digitalización que les permita mejorar sus procesos y capacidad de producción. La Secretaria de Economía, de la mano de algunas empresas como Siemens, está impulsando la digitalización de los negocios en México.

·     Mejorar las cadenas de suministro:
Las cadenas de suministro eficientes y transparentes ayudan a crear redes de manufactura integradas de forma vertical.

·     Diseñar nuevo modelos de colaboración:
Las empresas deben tener nuevos modelos de colaboración que les permitan trabajar de manera más eficiente y eficaz con sus proveedores y clientes.

Hacer frente a estos tres retos significará una mayor información para los dueños de empresas, lo que permitirá una mejor toma de decisiones y el consiguiente crecimiento del negocio.


La industria mexicana enfrenta fugas de capital extranjero

La industria mexicana enfrenta fugas de capital extranjero

A lo largo de 2016, durante su campaña electoral por conseguir las llaves de la Casa Blanca, Trump expresó una serie de posturas que, de cristalizarse, podrían afectar a México en cierta medida. Su triunfo en noviembre de dicho año causó dudas sobre el futuro del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, que, tras ser negociado durante el sexenio de Carlos Salinas de Gortari, entró en vigor en enero de 1994.

De acuerdo a Trump, el TLCAN no ha beneficiado a Estados Unidos a lo largo de los últimos 24 años, sino, en gran medida a México. Su triunfo significó el inicio de la renegociación del tratado, pero, debido a la falta de acuerdos sobre algunos puntos, Canadá, México y Estados Unidos han extendido las discusiones sobre el futuro y modificaciones del acuerdo comercial.

El desconocimiento de los resultados de la renegociación ha provocado cuestionamientos e incertidumbre entre los mexicanos, pero también entre los inversionistas extranjeros que han comenzado a mostrar cierta aversión a colocar su capital en ciertos sectores.

Algunas empresas del sector industrial han sufrido pérdidas en los valores de sus acciones en la BMV debido a la incertidumbre. La institución de la reforma fiscal de Estados Unidos, lanzada por la administración del neoyorquino y que tiene como objetivo incentivar las inversiones en el vecino del norte, es otro factor que está poniendo a México en una situación complicada en 2018.

Además del factor Trump, México sufrió una enorme fuga de capital extranjero en 2016. Sin embargo, los expertos argumentan que la fuga de estos recursos de debió en buena medida a volatilidad internacional provocada por el Brexit, la caída de los precios del petróleo y la turbulencia de los mercados financieros chinos.

A pesar esta situación, el sector industrial sigue teniendo un peso importante en la economía del país. Según datos reportados por el INEGI, el sector industrial representó el 16 por ciento del total del Producto Interno Bruto. México continúa siendo altamente competitivo en las industrias de alimento y bebidas, automotriz y electrónica gracias a las ventajas que ofrece: bajos costos de operación, manufactura de calidad y una ubicación geográfica privilegiada.


Ante la fuga de capitales extranjeros, México puede ofrecer estas importantes ventajas competitivas y sumarlas a los procesos de digitalización y de la Industria 4.0  para fortalecer la economía nacional. Aunque es cierto que la renegociación del TLCAN pesa sobre las industrias mexicanas y sobre los riesgos que los inversionistas extranjeros están dispuestos a tomar, lo cierto es que México continuará siendo un fuerte aliado comercial de muchas naciones repartidas por el mundo y que podrá seguir haciendo negocios con Estados Unidos bajo otros términos que no son del todo desfavorables. 

Manufactura: la mano fuerte de México

Productos Rotoplas Industriales


Las políticas económicas y migratorias de Donald Trump han causado un enorme grado de incertidumbre en México, sobre todo entre los inversionistas. La presencia de la duda ha provocado que algunas empresas que cotizan en la BMV se hayan visto presionadas a la baja.

A pesar de esto, según datos del INEGI, durante el tercer trimestre de 2017, la industria manufacturera representó el 16 por ciento del Producto Interno Bruto. Lo cierto es que con la renegociación del TLCAN y a pesar de la reforma fiscal implementada por la administración de Donald Trump, México continua siendo altamente competitivo en el sector industrial.

Por su privilegiada posición geográfica y gracias a la calidad de producción y bajos costos de operación, nuestro país sigue recibiendo a inversionistas extranjeros y siendo clave en el sector automotriz y en la producción de otra clase de productos, como pantallas planas y teléfonos móviles.
A estas enormes ventajas competitivas hay que agregar que México, ante el escenario de la cuarta revolución industrial, podría convertirse en una de las economías más fuertes del mundo en un periodo muy breve, según declaraciones hechas por la empresa Siemens.

Según información publicada por la prestigiosa revista Forbes, México ocupa el octavo lugar a nivel mundial en manufactura, pero eso podría cambiar dentro del próximo año si el país se suma a las tendencias de la Industria 4.0. Este cambio podría detonarse gracias a la participación central de México en la Feria de Hannover (Alemania), que es el evento de industria y manufactura más grande del mundo.

México, que será el país invitado de ese evento por deseo expreso de la canciller alemana Angela Merkel, podría aprovechar la Feria de Hannover para promover su importante capacidad manufacturera en los sectores automotriz, de bebidas y alimentos y electrónica.

Si México aprovecha su capacidad de manufactura y sus ventajas competitivas y las suma a las nuevas tecnologías y tendencias en el sector industrial, el crecimiento de los siguientes años podría convertir al país en una de las economías más fuertes a nivel mundial.

Aunque impera la incertidumbre sobre la relación comercial con Estados Unidos, lo cierto es que México sigue siendo un aliado comercial estratégico y una pieza clave en la industria de la manufactura a nivel mundial.


*Con información de Forbes

Crecimiento industrial para México en 2018

Tanques Industriales en México

Los dichos de Donald Trump, entonces candidato republicano, sobre la construcción de un muro en la frontera y sobre la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte causaron incertidumbre y preocupación en algunos sectores nacionales y extranjeros a lo largo de 2016. La duda sobre la situación futura de México se agravó tras la elección del neoyorquino como presidente de Estados Unidos.

A mediados de 2017 comenzaron las rondas de renegociación del TLCAN. Aunque lo deseable era que estas concluyeran en unos pocos meses, las renegociaciones se han retrasado debido a las partes involucradas aún tienen que ponerse de acuerdo en ciertos puntos, como el famoso capítulo 19. Este retraso significa que la discusión continuará en 2018, año clave de elecciones en México y en Estados Unidos.

Este escenario sigue provocando incertidumbre y aversión por parte de los inversores que se han mostrado renuentes a utilizar su capital en el sector industrial mexicano. A pesar de esto, lo cierto es que, según datos del INEGI recogidos por El Economista, la industria manufacturera representó el 16 por ciento del Producto Interno Bruto durante el tercer trimestre de 2017.

México es un importante aliado comercial gracias a su privilegiada posición geográfica, a los bajos costos de operación y a la calidad de la manufactura. En los últimos años, las empresas han elevado la calidad de los productos comercializados, y México, gracias a su competitividad, se ha convertido en un socio clave.

A pesar de estas enormes ventajas, la incertidumbre está teniendo algunos efectos negativos, como la volatilidad del peso. Del mismo modo, según recogió El Economista, “las empresas que cotizan en la BMV que pertenecen al sector industrial en general, salvo algunas excepciones, han visto presionadas a la baja las valuaciones de sus acciones, derivado de la incertidumbre de lo que podría pasar en el 2018”.

Al factor de la renegociación del TLCAN hay que agregar que la administración de Donald Trump ya efectuó una reforma fiscal que incentiva a las empresas norteamericanas y extranjeras a invertir en Estados Unidos. Esto, sin embargo, no afectaría las inversiones ya iniciadas o acordadas con México.
Los expertos en economía esperan que la situación de incertidumbre continúe por algunos meses más, al menos mientras no se concluyan las renegociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte.  Se espera que a mediados de 2018 se comiencen a ver las “valuaciones que reflejen más los fundamentales de cada empresa”.

México, la decimoquinta economía mundial en el sector industrial

Soluciones Rotoplas Productos Industriales


Según datos publicados por CNN Money, México es la decimoquinta economía más grande del mundo. Sin embargo, las proyecciones estimadas por consultoras prestigiosas, como PriceWaterhouseCoopers, estiman que en los próximos años nuestro país podría superar a países como Italia y Francia.

Aunque es cierto que en la actualidad Estados Unidos es la principal economía a nivel mundial, el crecimiento de los gigantes asiáticos ―China, India, Indonesia― está cambiando las cosas. De la mano de esos gigantes, se espera que México, junto con Turquía y Vietnam, tenga un desarrollo sustancial para 2050.

Algunos expertos piensan que México podría convertirse en la quinta economía más fuerte del mundo en mucho menos tiempo…

La importante empresa tecnológica Siemens ha declarado que México, de hecho, tiene el potencial suficiente para ser la quina economía a nivel mundial en tan solo cinco años. De acuerdo a declaraciones publicadas en 2017 por El Financiero, “una digitalización industrial completa en México, transformaría al país en la quinta economía más fuerte del mundo en tan solo cinco años”.
La Secretaria de Economía y Siemens trabajan de manera conjunta con PepsiCo y Hewlett Packard para desarrollar el proyecto Alianza México 4.0, que tiene como objetivo impulsar la digitalización en las pequeñas y medianas empresas para que estas logren mejorar sus procesos e incrementar la productividad.

Klaus Schwab, fundador del Foro Económico Mundial, afirmó hace varios años que el mundo está ante la cuarta revolución industrial. Este escenario de transformación veloz detonado por la hiperconctividad es una gran oportunidad para México, que es uno de los países líderes en la industria automotriz, cervecera y minera.

La digitalización de las pequeñas, mediana y grandes empresas es, por tanto, un gran aliado para impulsar la competitividad de la producción y para mejorar los costos y calidad de la manufactura. Ante el buen desempeño de Alemania y China en el rubro de la manufactura, no apostar por la digitalización o rechazar las innovaciones tecnológicas podría suponer un enorme obstáculo para el crecimiento de México.

Nuestro país, sin embargo, padece el problema de la brecha digital. Según El Financiero, “las empresas en México tienen un nivel de madurez sobre el Internet de las Cosas de 57 por ciento, a diferencia del promedio de Latinoamérica, de 56 por ciento”. 

Para impulsar el crecimiento veloz de la economía de México, todas las empresas deben aprovechar la digitalización para mejorar sus procesos e incrementar su productividad; no hacerlo podría significar un golpe muy duro para nuestro país.


*Con información de El Financiero.