Tinacos, cisternas y biodigestores para proyectos de gobierno


Dinámica en soluciones se mantiene firme en sus objetivos de facilitar el acceso a los insumos para el terminado de obras públicas y con ello mejorar la calidad de vida de las personas que tienen un difícil acceso a instalaciones hidráulicas adecuadas. Por ello, cuenta con una amplia variedad de productos disponibles para programas sociales de gobierno, que vale la pena tomar en cuenta a la hora de elegir un proveedor de productos especializados.

Baño húmedo: En México, los gobiernos federal y estatales han alcanzado una cobertura nacional del 86 por ciento en cuanto al abastecimiento de agua potable y alcantarillado. El resto de la población enfrenta graves problemas de manejo de aguas grises, y de problemas de salud que sobrevienen al contacto con esos residuos. Se trata de zonas de escasos recursos económicos en las que el baño húmedo de Rotoplas representa un gran aliado del aseo y desecho oportuno. Su sistema de saneamiento consta de un inodoro, un tinaco de 450 litros, un biodigestor autolimpiable y un lavabo. El Baño húmedo permite ofrecer una mejor calidad de vida a las comunidades en zonas rurales y es un sistema de tratamiento de agua primario.

Sistema Biodigestor Autolimpiable: El tratamiento de aguas residuales domésticas es esencial para el sano desarrollo de comunidades urbanas y rurales. Para atender esta necesidad, Dinámica en Soluciones ofrece el Sistema Biodigestor Autolimpiable Rotoplas. Al conectarse con los desagües de la vivienda y recibir de manera directa los desechos, realiza un proceso de descomposición mediante bacterias, representando actualmente la mejor alternativa para el saneamiento de aguas residuales domésticas al no contaminar el medio ambiente y ser de fácil acceso para familias de bajos recursos.

Plantas de tratamiento de aguas negras: Son ideales para tratar aguas negras residuales con contaminación orgánica en comunidades rurales. Al estar fabricadas con tanques industriales se evitan fisuras y fugas. Su proceso de tratamiento aerobio y anaerobiopermite que el costo del metro cuadrado de agua tratada sea muy bajo gracias a que la producción de lodos es mínima. Están diseñadas con el fin de que no produzcan ruido, olores, ni atraer vectores; son fáciles y rápidas de instalar gracias a su sistema 100 por ciento movible.

Almacenamiento idóneo de agua: La variedad de tanques Rotoplas que Dinámica en Soluciones distribuye a nivel nacional, cuentan con calidad garantizada de tanques polietileno de alta densidad, que brindan una solución integral para almacenamiento especializado.

Purificación de agua para beber: El consumo de agua purificada es uno de sus objetivos principales, para incentivar el sano crecimiento y desarrollo integral de las personas. Dentro de las soluciones integrales para agua de calidad los Bebederos de Agua Rotoplas ofrecen hidratación sana y segura, cuentan con purificación por ultrafiltración, no necesitan el uso de químicos y son fáciles de instalar.

Aprovechamiento del agua de lluvia: Disponible para espacios educativos, el modelo de escuelas sustentables es un desarrollo comunitario en áreas de gestión ambiental y convivencia con la naturaleza. Alumnos, maestros y padres de familia reciben capacitación para la reducción de basura, reutilización y reciclaje, reforestación y captación del agua de lluvia, que puede utilizarse en sanitarios, limpieza y riego, representando un ahorro de hasta 10 mil litros por uso de agua.

Conducción de agua por tubería hidráulica: La variedad de productos de Dinámica en Soluciones contempla la tubería tanto hidráulica como sanitaria llamada Tuboplus, que garantiza Cero Fugas, gracias a que se fusionan las uniones mediante su proceso de “termofusión” y se convierte en una sola pieza de gran resistencia a los impactos y a distintas temperaturas. Tuboplus es un sistema integral, puedes encontrar gran variedad de tubos, conexiones y herramientas para una instalación completa en toda la red hidráulica.

Conoce más sobre nuestras Soluciones Rotoplas para Gobierno

Dinámica en Soluciones, entre proveedores tu mejor opción


Todas las obras públicas y acciones de saneamiento emprendidas por el sector gubernamental, en los niveles municipal, estatal y federal, tienen el objetivo de mejorar la calidad de vida de los beneficiarios. Generalmente, se trata de atender las necesidades de la población que se encuentra en condiciones vulnerables, y que carece de acceso a servicios básicos.

Quienes están a cargo de ejecutar proyectos públicos, deben buscar proveedores que compartan la visión de impactar de manera positiva en la sociedad, y que faciliten la realización de esa tarea.

Dinámica en Soluciones es una empresa mexicana con presencia a nivel nacional, especialista en proveer al sector de la Construcción, Agroindustria y de Gobierno equipos de almacenamiento, transporte y conducción de agua y químicos.

Abrir el acceso al líquido vital para la población de México que tiene dificultades para obtenerlo, es uno de los principales objetivos del proveedor en cuestión, cuya responsabilidad social es la de contribuir para mejorar la calidad de vida de la gente con Soluciones Rotoplas para Gobierno. A través de sus programas sociales, Dinámica en Soluciones cubre las necesidades de saneamiento, almacenamiento, conducción y purificación de agua con el objetivo de brindar mejores condiciones de vida a quienes lo necesitan.

Cuenta con productos que fueron diseñados especialmente para ponerlos a disposición del gobierno, para que a su vez, los canalice a la población:

• Baño Húmedo/Digno para zonas rurales.
• Sistema Biodigestor Autolimpiable / Fosa Séptica Rotoplas.
• Tratamiento de aguas negras (Plantas de tratamiento).
• Almacenamiento idóneo de agua (Tanques, Cisternas y Tinacos).
• Purificación de Agua para beber (Bebederos de Agua).
• Aprovechamiento de agua de lluvia (Sistema de Captación Pluvial).
• Conducción de agua con Tubería Hidráulica.

Con ellos, se disminuye en estas comunidades el impacto de la problemática de escasez de agua y falta de drenaje.

Para facilitar el acceso a sus productos, Dinámica en Soluciones cuenta con una gran variedad en capacidades de almacenamiento, precios especiales y facilidades para contratistas del sector gubernamental, además de envíos nacionales sin costo a partir de 5 mil litros.
Gracias a la atención personalizada de sus asesores, te garantizamos que en ellos encontrarás productos hechos a la medida de tu proyecto.

Conoce nuestras Soluciones Rotoplas para Gobierno, enfocadas a mejorar la calidad de vida de la población. 

Elige el mejor proveedor para tu proyecto


Tan importante como demostrar la capacidad de ejecutar una obra pública durante el concurso de licitación, es encontrar aliados estratégicos que nos ayuden a materializar nuestra propuesta. Nos referimos a aquellos proveedores que, con el suministro de insumos, materiales y equipos, nos facilitan la tarea de acreditar con hechos lo que plasmamos en el papel.

Trabajar con obras públicas requiere una gran capacidad de proyectar y ejecutar de manera eficiente, con recursos bien delimitados y que en ocasiones fluyen a cuentagotas. Por eso, una buena relación con los propietarios de otros negocios puede convertirlos en más que abastecedores, socios que te garantizarán la disponibilidad de materiales y la estabilidad de precios que te permitan cumplir los objetivos establecidos.

Tus habilidades de negociación, conocimiento del mercado y una propuesta sólida de alianza o convenio pueden ayudarte a abrir puertas con otras empresas en crecimiento, como la tuya.

Aunque existen infinidad de factores que, dependiendo de tus necesidades, puedes tomar en cuenta para conformar tu cartera de proveedores, existen cuatro principales que por regla debes incluir: calidad, servicio, precio y condiciones de pago. Sabemos que más de uno te ofrecerá atractivos esquemas que reúnan todos o la mayoría de estos factores. Por eso, te sugerimos que tu elección esté basada en las siguientes cuatro etapas:

Infórmate: Es imprescindible informarse acerca de la reputación de tu posible proveedor. Compara lo que ofrece a través de su publicidad con la satisfacción de otros clientes, y evalúa su nivel de cumplimiento.

Cotiza y compara: Solicita a tus posibles proveedores una cotización de servicios. Te sugerimos incluir en ella servicios adicionales, como envíos al interior de la república, paquetería exprés y servicios de posventa. Elige al que te ofrezca mayor eficiencia a un menor costo.

Relación precio-calidad: Recuerda que no siempre el precio más barato es el más conveniente. Toma en cuenta aspectos como el material, detallado, utilidad y rapidez de entrega del producto que piensas adquirir, y con base en ellos, evalúa la pertinencia del precio. Elige el que te ofrezca una mejor recompensa por su costo.

Conoce a tus posibles proveedores: Aunque pueda parecer una labor titánica, date el tiempo de hacer una visita, al menos a los proveedores que resulten finalistas en las etapas anteriores. Aprovecha para verificar la solidez de sus instalaciones,

Rodéate de los mejores proveedores para tus proyectos. Dinámica en Soluciones tiene las mejores opciones para ti. Visita nuestra sección especializada y conoce todas nuestras Soluciones Rotoplas para Gobierno

Optimiza al máximo tus recursos y gana más en tu proyecto

Como cualquier otra empresa, las constructoras se mantienen a flote gracias a la rentabilidad de sus proyectos, que les permite subsistir y reinvertir las utilidades obtenidas para generar cada vez mayores ganancias. Se trata de la proporción que existe entre los recursos que se invierten en un proyecto y las ganancias que se obtienen al concluirlo. La rentabilidad es un indicador de salud financiera que se asocia con la calidad y eficiencia que la empresa ofrece a sus clientes.

Cuando incursionamos en proyectos de licitación pública, debemos adaptarnos al monto de inversión dictaminado por la dependencia que libera el contrato, pues en el ámbito gubernamental acceder a ampliaciones presupuestales es casi una misión imposible.

Por ello, además de elaborar una cotización realista y con estimaciones precisas, es imprescindible hacer un uso eficiente de los recursos asignados. Para sacar el máximo provecho de ellos durante la obra pública en cuestión y así aumentar el margen de ganancia para tu empresa, te recomendamos lo siguiente:

Controla tus gastos: Apégate a la cotización y plan de ejecución del proyecto. Guarda evidencia de los gastos y periódicamente realiza un balance general para corroborar que los recursos se han gastado de manera adecuada.

Analiza la relación calidad-precio: A la hora de adquirir suministros para la obra en ejecución, busca los precios más convenientes, sin sacrificar su calidad. Recuerda que la seguridad y satisfacción de los usuarios, así como el prestigio de tu empresa, dependerán de las buenas o malas condiciones en las que entregues el proyecto.

Busca garantías: Invertir en el costo de una garantía extendida, o en el de un seguro que respalde la compostura, robo o extravío de tu equipo de trabajo puede ayudarte a evitar costos imprevistos cuando debas reponer alguna de tus herramientas.

Gestiona tus recursos: Realiza un inventario de materiales y equipo de trabajo antes de adquirir nuevos insumos. Saber qué tienes y con qué cuentas evitará que dupliques gastos.

Haz crecer tu cartera de clientes: Recuerda que cada proyecto tiene un ciclo de vida. Promueve tus servicios y hazte de nuevos clientes, quienes te ayudarán a mantenerte activo y percibiendo ingresos por las obras solicitadas, en el ámbito público como en el particular.

Aprovecha la tecnología: Por mencionar tan sólo un ejemplo, almacenar documentos, enviar avisos y registrar asistencia de tus colaboradores a través de dispositivos electrónicos, reduce el costo en papelería y el espacio físico necesario para almacenar documentos. Busca el software o aplicaciones digitales adecuadas a tus necesidades y usa la tecnología a tu favor. 

Es más sencillo optimizar los recursos cuando se cuenta con un buen proveedor. Conoce las opciones de Soluciones Rotoplas para Gobierno que tenemos para ti. 

Administra de manera eficaz tu proyecto

El ritmo de crecimiento de las ciudades, entidades y países lo marcan sus funcionarios públicos, quienes, a su vez, desde sus cargos, dependen de contratistas capacitados para ejecutar obras públicas que permitan satisfacer sus necesidades de urbanización. Como si se tratara de una cadena de desarrollo, estos proveedores a su vez dependen del profesionalismo, eficacia y cohesión de sus propios equipos de trabajo, cuyos colaboradores brindan la garantía de calidad y servicio en los proyectos que llevan a cabo.

La complejidad de las obras de infraestructura física que se requieren actualmente, demanda un mayor nivel de preparación para quienes las realizan, pues con el menor tiempo y costo posible deben entregar edificios, puentes y viviendas que garanticen calidad y seguridad a sus usuarios.

Los proyectos de construcción contemplan cinco etapas: planeación, diseño, ejecución, operación y final. Cumplir en tiempo y forma con la entrega de un proyecto público requiere no saltarse ninguna de ellas. Para garantizar ese cumplimiento, además de elaborar planos, cotizar y asignar recursos, todo buen administrador de la construcción debe:

Administrar eficientemente: Documentar cada avance de la obra, mantener en regla cotizaciones y facturas, y guardar evidencia de los cambios que se realicen al proyecto original para negociar y justificar tiempos y costos adicionales.

Buscar aliados: Deberás buscar comercios y distribuidores de los materiales necesarios para la obra pública en cuestión. Crear alianzas con empresas en crecimiento como la tuya te permitirá acceder a créditos y mejores precios en los insumos, forjando relaciones comerciales que beneficiarán a ambas partes.

Fomentar buen clima laboral: Reclutar, contratar y satisfacer las necesidades de los miembros de un equipo de trabajo hará que sus miembros sean más comprometidos, eficientes, y unidos. Esto tiene como recompensa el cumplimiento puntual de objetivos, disminuyendo la probabilidad de retrasos en los tiempos de entrega.

Suministrar los recursos: Determinar las necesidades por período, puede ser semanal, quincenal o mensual, asignar y distribuir recursos materiales y humanos, así como un buen manejo y remuneración de los colaboradores hará que siempre cuentes con lo necesario para trabajar.

Supervisar y vigilar: Asegurarse de que los procedimientos y métodos de construcción son los adecuados, que se adopten las medidas de seguridad requeridas legalmente y de acuerdo con el espacio de trabajo, así como que los resultados vayan teniendo la calidad esperada, te servirá para detectar de manera oportuna posibles errores, y rectificarlos antes de pasar a la siguiente etapa.

Para lograr un proyecto exitoso, es necesario un proveedor que asegure calidad y seguridad. Cotiza con Dinámica en Soluciones, visita nuestra página de Distribuidores Rotoplas en México y te atenderemos a la brevedad. 

Riesgos comunes en proyectos de construcción para el gobierno


Todo proveedor tiene la consigna de satisfacer a detalle las necesidades y encomiendas de su cliente, con la intención de ganarse su confianza y recomendación. Una mala administración puede llevarte a incumplir en su totalidad la obra pactada, lo cual puede tener consecuencias legales y sanciones económicas.

Cuando nuestro contratante es una dependencia del sector público, además de brindar un buen servicio es necesario tener en cuenta otras consideraciones que, además de establecer nuestras obligaciones, respalden nuestros derechos de contratista. Al no definir cuáles son y qué implicaciones tienen esos derechos y obligaciones cuando nos encargamos de administrar una obra pública, permitimos que existan una serie de riesgos que pueden desencadenarse durante su ejecución.

Con la finalidad de que puedas identificarlos y prevenirlos, te exponemos los más comunes:

Ausencia de normas: Establece cuáles serán las normas de administración del proyecto, en función de la utilidad que tendrá, la planificación prevista para su desarrollo, y una guía de ejecución y control. No contar con normas claras te expone a tomar decisiones que no se enfoquen en las necesidades del cliente.

Mala planificación: Cuando el plan del proyecto no estipula los recursos económicos suficientes para ejecutarlo, o prevé tiempos de entrega fuera de la realidad es imposible concluir la obra de acuerdo con la estimación. Evítalo consultando estadísticas, procedimientos anteriores y cualquier dato que te brinde una idea realista del esfuerzo, recursos y costos que serán necesarios.

Mala comunicación proveedor-cliente: No comunicarnos con quien nos contrata, hace difícil tener una apreciación objetiva de sus expectativas, mientras que a nuestra contraparte le hace difícil medir la efectividad y avances de nuestro trabajo. Pactar reuniones periódicas de retroalimentación con quien nos supervisa puede evitar que caigas en este riesgo.

Incumplimiento de acuerdos: Es importante que ambas partes los cumplan. Para dar formalidad, puedes implementar la firma de oficios o constancias de cumplimiento.

Personal de sobra: Es importante analizar cuántas vacantes generará el proyecto, reclutar al personal y definir sus roles y responsabilidades. Con ello, cubrirás todos los puestos y ninguno sentirá que su trabajo está de más.

Cambios de última hora: Para evitar que el cliente haga peticiones extraordinarias, establece fechas límite para recibir sugerencias y confirma el siguiente paso de la obra antes y después de implementarlo. Con ello además se evitarán costos extra.

Evita correr riesgos y solicita tu cotización en las Soluciones Rotoplas para Gobierno,

Consecuencias de la mala administración de proyectos

Un proyecto cien por ciento exitoso se caracteriza por obtener el objetivo proyectado, con los recursos presupuestados y en el tiempo estimado inicialmente. Para lograr que cada uno de esos aspectos se cumplan de la forma deseada, existe un concepto clave: la administración.

Consiste en planificar, organizar, dirigir y ejercer autoridad en las decisiones referentes a los recursos materiales y humanos que hacen posible la realización de un proyecto. Los proyectos de construcción están enmarcados en una serie de leyes y pautas que garantizan su correcta ejecución, particularmente cuando se trata de obras públicas. Así como una administración eficiente conduce a resultados satisfactorios, es lógico pensar que, cuando las riendas de un proyecto no son bien orientadas, los resultados pueden ser catastróficos.

Para que puedas identificar problemas potenciales, y prevenir ese panorama, a continuación te presentamos algunas de las características de un proyecto mal administrado:

Incumple en el tiempo estimado: la entrega tardía de un proyecto o de alguna de sus etapas, tiene diversas consecuencias y la obra deja de ser útil para el contratante. Los materiales incrementan su costo, mayor tiempo de contratación y más egresos por concepto de nómina de colaboradores, son algunas de ellas.

Se sale del presupuesto: Hacer un cálculo impreciso de las necesidades de la obra, no verificar la existencia de materiales con el proveedor contactado o la expiración de un presupuesto emitido harán que el proyecto requiera mayor inversión de la que fue autorizada por el cliente.

Mala logística: No prever proveedor y disponibilidad para el traslado de materiales, personal e insumos hará que tengas que contratarlos a última hora, probablemente a un precio elevado. Es otra forma de incrementar el presupuesto.

No cumple las especificaciones técnicas: Una mala ejecución por parte del recurso humano derivará en que la construcción sea deficiente, haciendo que el proyecto sea acreedor de sanciones y correcciones que implicarán un gasto del que la empresa ejecutora debe hacerse responsable.

Horas extra: Cuando los colaboradores trabajan horas extras, es señal inequívoca de una mala administración del tiempo y del incumplimiento de los objetivos cotidianos, haciendo que durante la recta final cubran tiempos extra, ocasionando para ellos fatiga y bajo rendimiento, y para tu empresa un costo adicional en sueldos.

Busca un colaborador que cumpla con los compromisos en tiempo y forma. Conoce las Soluciones Rotoplas para Gobierno y cotiza precios especiales de mayoreo. 

La importancia de las fianzas en proyectos de obra pública


Los beneficios derivados de ganar una licitación de obra pública para nuestra empresa constructora o proveedora de servicios, van acompañados de responsabilidades que se estipulan por la vía legal. Aunque la ética profesional y voluntad del contratista se inclinen hacia cumplir en tiempo y forma con lo prometido, existe un mecanismo para responsabilizarse, en caso de no hacerlo.

Tal como lo haces con tu salud, tu automóvil e incluso con tu casa, con la adquisición de una póliza de seguro el proveedor respalda su capacidad de cumplimiento y previene situaciones inesperadas. En el caso de las obras públicas, este tipo de aseguramiento se denomina fianza, y es un instrumento que da solvencia a quien lo adquiere, para cubrir las obligaciones contraídas.

Generalmente, la dependencia receptora del servicio elige el tipo de fianza que mejor se adapte a las características particulares del proyecto en cuestión.

Para que tu experiencia como proveedor del sector gubernamental sea positiva y permita a tu empresa ganar la confianza y satisfacción del cliente, te presentamos algunos aspectos que la Ley de Obras Públicas y Servicios contempla con relación a las fianzas:

Son ajustables: Cuando el proyecto sufre ampliación o recorte presupuestal, la fianza debe crecer o disminuir con él.

Monto: De acuerdo con lo establecido en el artículo 91 de la ley expuesta, la fianza deberá corresponder por lo menos al 10 por ciento del monto total autorizado para el contrato.

Flexibilidad: Cuando el proveedor goza de buena reputación y de la confianza de la dependencia receptora, ésta tiene la facultad de reducir el monto de la fianza de cumplimiento.

Procedimiento: En caso de detectar un proyecto viciado o defectuoso dentro del plazo de cobertura, la dependencia gubernamental deberá notificar a la aseguradora que expidió la fianza, así como notificar al proveedor para que tome cartas en el asunto.

Previsiones: Una póliza de fianza debe contemplar el cumplimiento de todos los acuerdos del contrato, definir el procedimiento de cancelación de fianza, vigencia, y apegarse a la Ley Federal de Instituciones de Fianzas.

Analizar las condiciones de la póliza de fianza antes de adquirirla y averiguar la reputación de la aseguradora pueden ayudarte a que este respaldo jurídico cumpla su cometido. De esa manera, el licitante gana la confianza de quien contrata, mientras que las dependencias obtienen el respaldo legal de cumplimiento que sus proyectos requieren.

Necesitas un proveedor de total confianza, conoce las Soluciones Rotoplas para Gobierno de Dinámica en Soluciones, enfocadas a mejorar la calidad de vida y economía de la población. 

Ventajas de realizar proyectos de gobierno

Trabajar proyectos para la administración pública puede representar para tu empresa el detonante de crecimiento que esperaste durante años. Ser reconocido como un negocio que reúne las características de calidad, precio, tiempos de entrega, garantía y buen servicio por alguno de los tres niveles de gobierno, es un distintivo que no todos los emprendedores tienen, y del que empezarás a ver frutos apenas inicies a explorarlo. Aunque redactar cotizaciones, reunir documentos, acudir a citas y esperar por lapsos en ocasiones prolongados puede parecer tedioso, sin duda vale la pena incursionar como proveedor de alguna o varias dependencias gubernamentales.

Como ya sabemos, para ser contratado como proveedor de productos y servicios para el sector público, es necesario participar en un proceso de licitación, a través de convocatorias emitidas por los gobiernos Federal, Estatal o Municipal.

Las licitaciones públicas en México están reguladas legalmente por las leyes de Obras Públicas y Servicios del Sector Público, y la de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del mismo sector. En ellas se establece que las dependencias gubernamentales tienen la obligación de publicar sus licitaciones en el Sistema Electrónico de Contrataciones Gubernamentales, a través de su portal web CompraNet, y en el Diario Oficial de la Federación.

Cada licitación tiene sus propias características, pero todas establecen las necesidades que se pretenden cubrir, cómo se evaluarán las propuestas y el perfil deseado del proveedor. Se desarrollan durante cinco etapas: convocatoria, junta de aclaraciones, presentación de propuestas, evaluación y resolución o fallo.

Durante las dos primeras, se exponen y se detallan las características del proyecto a realizar. Son los momentos oportunos para informarse y aclarar dudas. Las tres siguientes requieren de un ejercicio de autoevalución para determinar las capacidades técnicas y financieras de tu empresa con relación al servicio requerido, y plasmar de manera atractiva y detallada la propuesta de trabajo en el proyecto escrito que el contratante evaluará.

Transitar la ruta de una licitación, es un proceso que requerirá formalidad, concentración, disciplina, planeación y cohesión entre tú y los miembros de tu equipo, por lo que desde el primer momento empezarás a notar los beneficios de su participación. Esta experiencia te permitirá hacerte de prestigio y ser buscado por un mayor número de personas, haciendo que tanto tu cartera de clientes como los ingresos de la empresa crezcan, por mencionar algunas de las ventajas de tomar parte en licitaciones públicas.

Para generar ese prestigio, es necesario contar con proveedores cumplidos y comprometidos. Descubre las Soluciones Rotoplas para Gobierno que Dinámica en Soluciones tiene para tu proyecto.

Secretos para que tu constructora gane el proyecto de gobierno


Uno de los principales retos a los que se enfrenta todo emprendedor es el de expandir su cobertura de negocio. Ante la decisión de tomar riesgos y crecer para obtener mayor ganancia y prestigio, o permanecer en su nicho y no renovarse, no todos eligen un proyecto de éxito.

A la hora de expandir horizontes, además de proyectar las expectativas de crecimiento para tu negocio, es necesario tomar en cuenta las necesidades de tus clientes.

Para quienes buscan oportunidades de negocio rentables y con posibilidades de trascender, el sector gubernamental es una gran opción. Como cualquier otra empresa, el sector público recurre a la búsqueda de proveedores para satisfacer una gran cantidad de necesidades.

Formar parte del catálogo de proveedores del gobierno, cualquiera que sea su nivel, requiere que el candidato encaje con el perfil establecido en las licitaciones públicas que por ley, este sector debe lanzar antes de hacer compras o contratar servicios.

Aunque puede parecer un trámite engorroso y complicado, a continuación te decimos cómo consolidar tu empresa, convirtiéndote en un experto en ganar licitaciones públicas:

Lee y analiza: Conocer las necesidades del solicitante, te permitirá prepararte para satisfacerlas. Una vez emitida la licitación, asegúrate de detectar qué se pide, para cuándo, dónde y con qué documentación debe acreditarse el concursante.   

Pide ayuda: La terminología jurídica puede dejar margen de duda en quienes no estamos familiarizados con ese léxico. Si dudas acerca de lo expresado en la licitación, busca a un profesional en la materia y precisa cada detalle para asegurarte de ser el candidato ideal.

Establece comunicación: Identifica a la persona a cargo del procedimiento en la dependencia contratante. Establece comunicación de acuerdo con la vía indicada, ya sea a través de correo electrónico, teléfono o personalmente. Mantener una cordial relación puede ayudarte a obtener detalles de sus necesidades.

Sé puntual: Reúne la documentación y prototipos requeridos para formar parte de la licitación, y preséntalos el día y la hora señalados. La impuntualidad puede dejarte fuera de la jugada.

Detalla tu cotización: Es un punto decisivo a la hora de elegir proveedor. Evalúa y cotiza tus servicios de manera justa, y desglosa cada costo y calidad de los materiales que utilizarás. No encarezcas ni abarates tus servicios; mantén coherencia entre lo que se pide y el esfuerzo económico y humano que se requerirá.

Busca aliados: Es común que un proyecto requiera la colaboración de distintos tipos de servicio. Por ejemplo, en el caso de constructores, requerirán plomeros, electricistas y pintores que den los acabados. Alíate con pequeñas empresas de confianza y buen nombre, que al igual que tú, estén en búsqueda de su expansión.

Visita Distribuidor Nacional y conoce al proveedor ideal para tu proyecto de gobierno. En nuestra página de Soluciones Rotoplas para Gobierno tenemos los productos que estás buscando.