Administra de manera eficaz tu proyecto

El ritmo de crecimiento de las ciudades, entidades y países lo marcan sus funcionarios públicos, quienes, a su vez, desde sus cargos, dependen de contratistas capacitados para ejecutar obras públicas que permitan satisfacer sus necesidades de urbanización. Como si se tratara de una cadena de desarrollo, estos proveedores a su vez dependen del profesionalismo, eficacia y cohesión de sus propios equipos de trabajo, cuyos colaboradores brindan la garantía de calidad y servicio en los proyectos que llevan a cabo.

La complejidad de las obras de infraestructura física que se requieren actualmente, demanda un mayor nivel de preparación para quienes las realizan, pues con el menor tiempo y costo posible deben entregar edificios, puentes y viviendas que garanticen calidad y seguridad a sus usuarios.

Los proyectos de construcción contemplan cinco etapas: planeación, diseño, ejecución, operación y final. Cumplir en tiempo y forma con la entrega de un proyecto público requiere no saltarse ninguna de ellas. Para garantizar ese cumplimiento, además de elaborar planos, cotizar y asignar recursos, todo buen administrador de la construcción debe:

Administrar eficientemente: Documentar cada avance de la obra, mantener en regla cotizaciones y facturas, y guardar evidencia de los cambios que se realicen al proyecto original para negociar y justificar tiempos y costos adicionales.

Buscar aliados: Deberás buscar comercios y distribuidores de los materiales necesarios para la obra pública en cuestión. Crear alianzas con empresas en crecimiento como la tuya te permitirá acceder a créditos y mejores precios en los insumos, forjando relaciones comerciales que beneficiarán a ambas partes.

Fomentar buen clima laboral: Reclutar, contratar y satisfacer las necesidades de los miembros de un equipo de trabajo hará que sus miembros sean más comprometidos, eficientes, y unidos. Esto tiene como recompensa el cumplimiento puntual de objetivos, disminuyendo la probabilidad de retrasos en los tiempos de entrega.

Suministrar los recursos: Determinar las necesidades por período, puede ser semanal, quincenal o mensual, asignar y distribuir recursos materiales y humanos, así como un buen manejo y remuneración de los colaboradores hará que siempre cuentes con lo necesario para trabajar.

Supervisar y vigilar: Asegurarse de que los procedimientos y métodos de construcción son los adecuados, que se adopten las medidas de seguridad requeridas legalmente y de acuerdo con el espacio de trabajo, así como que los resultados vayan teniendo la calidad esperada, te servirá para detectar de manera oportuna posibles errores, y rectificarlos antes de pasar a la siguiente etapa.

Para lograr un proyecto exitoso, es necesario un proveedor que asegure calidad y seguridad. Cotiza con Dinámica en Soluciones, visita Distribuidores Rotoplas en México y te atenderemos a la brevedad. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario