Elige el mejor proveedor para tu proyecto


Tan importante como demostrar la capacidad de ejecutar una obra pública durante el concurso de licitación, es encontrar aliados estratégicos que nos ayuden a materializar nuestra propuesta. Nos referimos a aquellos proveedores que, con el suministro de insumos, materiales y equipos, nos facilitan la tarea de acreditar con hechos lo que plasmamos en el papel.

Trabajar con obras públicas requiere una gran capacidad de proyectar y ejecutar de manera eficiente, con recursos bien delimitados y que en ocasiones fluyen a cuentagotas. Por eso, una buena relación con los propietarios de otros negocios puede convertirlos en más que abastecedores, socios que te garantizarán la disponibilidad de materiales y la estabilidad de precios que te permitan cumplir los objetivos establecidos.

Tus habilidades de negociación, conocimiento del mercado y una propuesta sólida de alianza o convenio pueden ayudarte a abrir puertas con otras empresas en crecimiento, como la tuya.

Aunque existen infinidad de factores que, dependiendo de tus necesidades, puedes tomar en cuenta para conformar tu cartera de proveedores, existen cuatro principales que por regla debes incluir: calidad, servicio, precio y condiciones de pago. Sabemos que más de uno te ofrecerá atractivos esquemas que reúnan todos o la mayoría de estos factores. Por eso, te sugerimos que tu elección esté basada en las siguientes cuatro etapas:

Infórmate: Es imprescindible informarse acerca de la reputación de tu posible proveedor. Compara lo que ofrece a través de su publicidad con la satisfacción de otros clientes, y evalúa su nivel de cumplimiento.

Cotiza y compara: Solicita a tus posibles proveedores una cotización de servicios. Te sugerimos incluir en ella servicios adicionales, como envíos al interior de la república, paquetería exprés y servicios de posventa. Elige al que te ofrezca mayor eficiencia a un menor costo.

Relación precio-calidad: Recuerda que no siempre el precio más barato es el más conveniente. Toma en cuenta aspectos como el material, detallado, utilidad y rapidez de entrega del producto que piensas adquirir, y con base en ellos, evalúa la pertinencia del precio. Elige el que te ofrezca una mejor recompensa por su costo.

Conoce a tus posibles proveedores: Aunque pueda parecer una labor titánica, date el tiempo de hacer una visita, al menos a los proveedores que resulten finalistas en las etapas anteriores. Aprovecha para verificar la solidez de sus instalaciones,

Rodéate de los mejores proveedores para tus proyectos. Visita Dinámica en Soluciones y cotiza con nosotros. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario