Optimiza al máximo tus recursos y gana más en tu proyecto

Como cualquier otra empresa, las constructoras se mantienen a flote gracias a la rentabilidad de sus proyectos, que les permite subsistir y reinvertir las utilidades obtenidas para generar cada vez mayores ganancias. Se trata de la proporción que existe entre los recursos que se invierten en un proyecto y las ganancias que se obtienen al concluirlo. La rentabilidad es un indicador de salud financiera que se asocia con la calidad y eficiencia que la empresa ofrece a sus clientes.

Cuando incursionamos en proyectos de licitación pública, debemos adaptarnos al monto de inversión dictaminado por la dependencia que libera el contrato, pues en el ámbito gubernamental acceder a ampliaciones presupuestales es casi una misión imposible.

Por ello, además de elaborar una cotización realista y con estimaciones precisas, es imprescindible hacer un uso eficiente de los recursos asignados. Para sacar el máximo provecho de ellos durante la obra pública en cuestión y así aumentar el margen de ganancia para tu empresa, te recomendamos lo siguiente:

Controla tus gastos: Apégate a la cotización y plan de ejecución del proyecto. Guarda evidencia de los gastos y periódicamente realiza un balance general para corroborar que los recursos se han gastado de manera adecuada.

Analiza la relación calidad-precio: A la hora de adquirir suministros para la obra en ejecución, busca los precios más convenientes, sin sacrificar su calidad. Recuerda que la seguridad y satisfacción de los usuarios, así como el prestigio de tu empresa, dependerán de las buenas o malas condiciones en las que entregues el proyecto.

Busca garantías: Invertir en el costo de una garantía extendida, o en el de un seguro que respalde la compostura, robo o extravío de tu equipo de trabajo puede ayudarte a evitar costos imprevistos cuando debas reponer alguna de tus herramientas.

Gestiona tus recursos: Realiza un inventario de materiales y equipo de trabajo antes de adquirir nuevos insumos. Saber qué tienes y con qué cuentas evitará que dupliques gastos.

Haz crecer tu cartera de clientes: Recuerda que cada proyecto tiene un ciclo de vida. Promueve tus servicios y hazte de nuevos clientes, quienes te ayudarán a mantenerte activo y percibiendo ingresos por las obras solicitadas, en el ámbito público como en el particular.

Aprovecha la tecnología: Por mencionar tan sólo un ejemplo, almacenar documentos, enviar avisos y registrar asistencia de tus colaboradores a través de dispositivos electrónicos, reduce el costo en papelería y el espacio físico necesario para almacenar documentos. Busca el software o aplicaciones digitales adecuadas a tus necesidades y usa la tecnología a tu favor. 

Es más sencillo optimizar los recursos cuando se cuenta con un buen proveedor. Conoce las opciones de Soluciones para Gobierno que tenemos para ti. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario