Secretos para que tu constructora gane el proyecto de gobierno


Uno de los principales retos a los que se enfrenta todo emprendedor es el de expandir su cobertura de negocio. Ante la decisión de tomar riesgos y crecer para obtener mayor ganancia y prestigio, o permanecer en su nicho y no renovarse, no todos eligen un proyecto de éxito.

A la hora de expandir horizontes, además de proyectar las expectativas de crecimiento para tu negocio, es necesario tomar en cuenta las necesidades de tus clientes.

Para quienes buscan oportunidades de negocio rentables y con posibilidades de trascender, el sector gubernamental es una gran opción. Como cualquier otra empresa, el sector público recurre a la búsqueda de proveedores para satisfacer una gran cantidad de necesidades.

Formar parte del catálogo de proveedores del gobierno, cualquiera que sea su nivel, requiere que el candidato encaje con el perfil establecido en las licitaciones públicas que por ley, este sector debe lanzar antes de hacer compras o contratar servicios.

Aunque puede parecer un trámite engorroso y complicado, a continuación te decimos cómo consolidar tu empresa, convirtiéndote en un experto en ganar licitaciones públicas:

Lee y analiza: Conocer las necesidades del solicitante, te permitirá prepararte para satisfacerlas. Una vez emitida la licitación, asegúrate de detectar qué se pide, para cuándo, dónde y con qué documentación debe acreditarse el concursante.   

Pide ayuda: La terminología jurídica puede dejar margen de duda en quienes no estamos familiarizados con ese léxico. Si dudas acerca de lo expresado en la licitación, busca a un profesional en la materia y precisa cada detalle para asegurarte de ser el candidato ideal.

Establece comunicación: Identifica a la persona a cargo del procedimiento en la dependencia contratante. Establece comunicación de acuerdo con la vía indicada, ya sea a través de correo electrónico, teléfono o personalmente. Mantener una cordial relación puede ayudarte a obtener detalles de sus necesidades.

Sé puntual: Reúne la documentación y prototipos requeridos para formar parte de la licitación, y preséntalos el día y la hora señalados. La impuntualidad puede dejarte fuera de la jugada.

Detalla tu cotización: Es un punto decisivo a la hora de elegir proveedor. Evalúa y cotiza tus servicios de manera justa, y desglosa cada costo y calidad de los materiales que utilizarás. No encarezcas ni abarates tus servicios; mantén coherencia entre lo que se pide y el esfuerzo económico y humano que se requerirá.

Busca aliados: Es común que un proyecto requiera la colaboración de distintos tipos de servicio. Por ejemplo, en el caso de constructores, requerirán plomeros, electricistas y pintores que den los acabados. Alíate con pequeñas empresas de confianza y buen nombre, que al igual que tú, estén en búsqueda de su expansión.

Visita Distribuidor Nacional y conoce al proveedor ideal para tu proyecto de gobierno. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario