Ventajas de realizar proyectos de gobierno

Trabajar proyectos para la administración pública puede representar para tu empresa el detonante de crecimiento que esperaste durante años. Ser reconocido como un negocio que reúne las características de calidad, precio, tiempos de entrega, garantía y buen servicio por alguno de los tres niveles de gobierno, es un distintivo que no todos los emprendedores tienen, y del que empezarás a ver frutos apenas inicies a explorarlo. Aunque redactar cotizaciones, reunir documentos, acudir a citas y esperar por lapsos en ocasiones prolongados puede parecer tedioso, sin duda vale la pena incursionar como proveedor de alguna o varias dependencias gubernamentales.

Como ya sabemos, para ser contratado como proveedor de productos y servicios para el sector público, es necesario participar en un proceso de licitación, a través de convocatorias emitidas por los gobiernos Federal, Estatal o Municipal.

Las licitaciones públicas en México están reguladas legalmente por las leyes de Obras Públicas y Servicios del Sector Público, y la de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del mismo sector. En ellas se establece que las dependencias gubernamentales tienen la obligación de publicar sus licitaciones en el Sistema Electrónico de Contrataciones Gubernamentales, a través de su portal web CompraNet, y en el Diario Oficial de la Federación.

Cada licitación tiene sus propias características, pero todas establecen las necesidades que se pretenden cubrir, cómo se evaluarán las propuestas y el perfil deseado del proveedor. Se desarrollan durante cinco etapas: convocatoria, junta de aclaraciones, presentación de propuestas, evaluación y resolución o fallo.

Durante las dos primeras, se exponen y se detallan las características del proyecto a realizar. Son los momentos oportunos para informarse y aclarar dudas. Las tres siguientes requieren de un ejercicio de autoevalución para determinar las capacidades técnicas y financieras de tu empresa con relación al servicio requerido, y plasmar de manera atractiva y detallada la propuesta de trabajo en el proyecto escrito que el contratante evaluará.

Transitar la ruta de una licitación, es un proceso que requerirá formalidad, concentración, disciplina, planeación y cohesión entre tú y los miembros de tu equipo, por lo que desde el primer momento empezarás a notar los beneficios de su participación. Esta experiencia te permitirá hacerte de prestigio y ser buscado por un mayor número de personas, haciendo que tanto tu cartera de clientes como los ingresos de la empresa crezcan, por mencionar algunas de las ventajas de tomar parte en licitaciones públicas.

Para generar ese prestigio, es necesario contar con proveedores cumplidos y comprometidos. Descubre las Soluciones Rotoplas para Gobierno que Dinámica en Soluciones tiene para tu proyecto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario