Sanciones para las empresas que desperdician el agua


En el intento de preservar el agua para el consumo humano y las actividades industriales, diversos gobiernos han implementado programas de aplicación de multas a las personas e industrias que sean sorprendidas haciendo mal uso del líquido. 

Las empresas deberán realizar una revisión general sobre sus operaciones con el propósito de encontrar posibles fugas de agua o procesos donde no se esté aprovechando adecuadamente: revisar que los sanitarios, tuberías y áreas hidráulicas funcionen correctamente, así como realizar campañas de concientización entre sus empleados para que sean partícipes del ahorro del agua dentro de la empresa. Además de recurrir a llamar la atención y levantar actas administrativas a quien no siga adecuadamente las indicaciones sobre el cuidado del líquido. 

Las sanciones que se pueden aplicar a las industrias por no tener el debido cuidado con el agua pueden variar según el país donde se encuentren. Lo que es un hecho es la preocupación actual de los gobiernos del mundo por preservarla. Algunos de los principales desperdicios de agua son: Pérdidas de agua por fallo o malfuncionamiento de las instalaciones. Agua que podría ser reutilizada y se desperdicia. Agua utilizada en grandes cantidades, sin interés por aprovecharla mejor con procesos más eficientes. Uso excesivo e inconsciente del agua. 

La mejor manera de hacer más eficiente el uso del agua en la industria no es solo la reducción del desperdicio del agua durante los procesos de producción y mantenimiento, sino tener control sobre las cantidades, conocerlas con exactitud. La eficiencia del uso del agua en la industria se refiere a la cantidad de agua utilizada por unidad de producción, que debe ser la mínima necesaria para realizar algún proceso determinado. 

Es importante entender cómo se utiliza el agua en las instalaciones industriales. Conocer y entender esos usos finales es crítico para identificar oportunidades de ahorro mediante la adaptación de procesos y cultura de trabajo. Aunque el uso del agua varía en función del tipo de industria y de instalación, hay usos que se repiten en la mayoría de las instalaciones. Podemos hacer la siguiente clasificación: 

  • Uso en el proceso de fabricación. 
  • Procesos auxiliares (control de la contaminación, laboratorio y limpieza). 
  • Enfriamiento y calentamiento (calderas y torres de refrigeración). 
  • Usos domésticos (aseos, cocinas, lavanderías). 
  • Riego de jardines. 


En toda industria, es necesario contar con tecnologías de medición de agua, para facilitar el control sobre la misma. Tecnolevel, el innovador Medidor de Agua para Tanques, permite


No hay comentarios:

Publicar un comentario