Empresas trabajan en el desarrollo de productos más sostenibles



El crecimiento de todas las concentraciones urbanas ha llevado a múltiples efectos y repercusiones en el ambiente; producción de desechos caseros, industriales y derivados químicos producto de procesos industriales que luego son devueltos al ambiente sin tratamiento alguno, afectando nuestras fuentes de agua y alimento. Esto y la creciente demanda de productos y servicios han vuelto imperativa la necesidad de regular y encontrar soluciones, antes de que el problema sea irreversible.
 
Varias empresas han adoptado la bandera para ser reconocidos como “empresa socialmente responsable”, que tiene una porción de interés genuino por cuidar el medio ambiente, una porción del interés por reducir sus costos y otra porción siendo la imagen que dan al público al presentarse como empresa consciente, que puede beneficiarle en sus futuras ventas. A pesar de que muchas puedan haber entrado al carril de la sostenibilidad por cuestiones de imagen, el beneficio que se pueda obtener de alinearse con buenas prácticas tendrá un efecto positivo que se acumulará con las acciones de todos.
 
Las facetas y oportunidades para proponer soluciones sostenibles son muchas, mientras que lleven al mejor aprovechamiento de recursos, reducción del impacto de nuestras operaciones en el medio ambiente y mejora de la productividad para prepararnos al crecimiento poblacional proyectado. Presentamos unos ejemplos a continuación:
 
Existe un material plástico “carbono neutral” que está hecho de metano y otros gases de efecto invernadero capturados del aire. Es utilizado en la industria mueblera y de empaques y puede igualar el plástico originado del petróleo en precio y desempeño.
 
Se ha trabajado en el desarrollo de cristales inteligentes, que pueden regular la entrada de luz y la temperatura en interiores, logrando con ello la reducción de costos en energía, tanto por la iluminación como por los sistemas calefactores o de enfriamiento.
 
Se innovó en la creación de medidores inteligentes que se instalan en el terreno. El sistema detecta cualquier fuga de agua en sistemas de irrigación utilizados para la agricultura y envía un mensaje de alerta al usuario para que tome las acciones necesarias.
 
Existen también sistemas diseñados para restaurantes y comedores, donde se concentran los restos de alimentos para triturarse y generar una biomasa homogénea. El diseño es cerrado y libre de olores, mientras que lo acumulado es recolectado y enviado a plantas donde dicha biomasa se transforma en biogás, para utilizarse como energía renovable.

Conoce las Soluciones Rotoplas para Agroindustria que Dinámica en Soluciones tiene para lograr adoptar acciones más sostenibles para el mundo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario