La Sostenibilidad: Una necesidad del Siglo XXI



De acuerdo a los datos obtenidos por el Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático, para poder lograr los objetivos respecto a reducción de emisiones que produce el efecto invernadero, haría falta una inversión aproximada de 136 millones de dólares. Para poner de nuestra parte y evitar tal escenario, se deben promover e incentivar las iniciativas que nos lleven a transformar la industria, comercio y vida diaria hacia tecnologías y prácticas sostenibles.
 
La mayor presión para el cambio es para las empresas, pues además de ser un vector que les permitiría ser más competitivos, las regulaciones y la percepción del consumidor se inclinarán a su favor, debido al creciente interés de las instancias gubernamentales y el dominio público por los temas ecológicos, los procesos productivos pensados con una conciencia ecológica y de conservación de recursos.
 
Existen también cifras preocupantes, ya que las proyecciones de la FAO (Organismo de la ONU para la Alimentación y la Agricultura) prevén que se requerirá aumentar hasta en un 70% la capacidad productiva de alimentos para cumplir con las demandas de una población que sigue en exponencial crecimiento. Actualmente, México tiene el doceavo lugar a nivel mundial como productor y tiene tanto el reto como la gran oportunidad de posicionarse como uno de los grandes proveedores en el futuro, mientras se optimice la producción agrícola y se encuentren nuevas formas y cultivos para diversificar y aumentar la productividad de nuestros campos.
 
La definición de sostenibilidad es el estudio de cómo los sistemas naturales funcionan, se mantienen diversos y producen todo lo que requieren para que la ecología se mantenga en balance. Ya que en el pasado se han dado casos que civilizaciones han decaído al no saber mantener dicho balance, la disciplina de la sostenibilidad busca encontrar la armonía con el entorno. En el mundo actual, vivimos en una sociedad altamente consumista con tendencia a transformarse en una existencia mayormente urbana, que necesita muchos recursos naturales diariamente. Las necesidades energéticas de los centros urbanos superan las de zonas rurales, mientras que la práctica nos lleva a solamente consumir.
 
El desarrollo sostenible se enfoca en soluciones que puedan balancearse en la fina línea entre nuestra necesidad de avanzar tecnológica y económicamente, mientras que se protege el ambiente en el que vivimos. Además de preservar la vida humana, se trata del cuidado de la vida animal y vegetal, considerando los efectos que puede provocar cualquier acción de la humanidad.
 
De acuerdo a la conferencia hecha en el 2012 por representantes de la ONU respecto a desarrollo sostenido, se definen sus objetivos primarios:
 
- El fin de la pobreza y el hambre.
- Mejores estándares de educación y salud—enfoque en calidad de agua y salubridad.
- Lograr la igualdad de género.
- Desarrollo económico sostenible, mientras que se generen empleos y se fortalezcan las economías.
Todos los puntos y otros adicionales, mientras que se resuelven temas de cambio climático, polución y otros factores ambientales que producen daño a la humanidad, en salud y calidad de vida.
- Sostenibilidad que incluya la calidad de la tierra, el aire y el mar.
 
Además de las investigaciones en proceso, ya existen alternativas y soluciones tecnológicas en distintas facetas de nuestras vidas. La responsabilidad y las oportunidades están al alcance de nuestras manos. Dinámica en Soluciones, uno de los principales Distribuidores Rotoplas en México, presenta distintas soluciones para la agroindustria, para acercarnos a la sostenibilidad. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario