¿Cómo un biodigestor convierte basura en energía?


Los biodigestores son comúnmente conocidos como un dispositivo en el cual se introduce cualquier tipo de desecho que parta de una materia orgánica, con la intención de que, a raíz de un proceso anaerobio, el desecho mencionado, se transforme en una fuente de energía sustentable.


Para conceptualizar más lo que es el proceso anaeróbico, tenemos que partir de la idea de que la materia introducida dentro de dicho artefacto, en cuyo caso se trata de un desecho orgánico, será procesada con el fin de convertirse en un biofertilizante, el cual es denominado como biol, debido a que produce biogás, un elemento que puede utilizarse tanto para cocinar, como para la calefacción de un lugar cerrado, e incluso como fuente de energía.

Es necesario tomar en cuenta que, para que un biodigestor funcione de la manera más correcta, manteniendo su temperatura nivelada para producir el biogás, junto con la regulación del nivel de acidez, verificar que el contenedor se encuentre perfectamente sellado, la humedad y los materiales a usar.

La utilización de los biodigestores, conlleva más ventajas que desventajas, las cuales, más allá de otorgar energía renovable y sustentable, evita la tala de árboles al sustituir la leña dentro de los lugares rurales, fomenta el desarrollo sustentable de éstas mismas zonas, disminuye la contaminación, aprovecha los gases pertenecientes al efecto invernadero y ayuda a la creación de nuevos empleos.

A raíz de este tipo de tecnología, es fácil poder alternar las fuentes de poder que normalmente se usan, por sistemas que aporten más a nuestro planeta, en lugar de dañarlo.

Descubre más de los Rotoplas Biodigestor aquí.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario