Tinaco Rotoplas, tips para limpieza y desinfección.


tinaco-rotoplas-tips-para-limpieza-y-desinfeccion









Tinacos Rotoplas.


El acceso al agua es el único servicio público que está dentro de los derechos humanos universales fundamentales. 

Todas las personas la requieren para mantener su vida y salud. En comunidades de difícil acceso para la red hidráulica, el uso de tanques y tinacos es común, pues se trata de instrumentos de fácil adquisición, instalación y manejo, que sirven para almacenar este líquido vital y dar a las familias la seguridad de contar con el.

En estos casos, no basta con mantener el agua guardada en los tinacos.
También hay que cersiorarse de que se resguarde en óptimas condiciones, libre de bacterias. 

Aunque desde hace varios años, Rotoplas ha puesto en el mercado tinacos fabricados con la más alta calidad y utilizando tecnología de punta que garantizan su resistencia a los rayos solares, cuarteaduras y otros daños, existen algunas medidas que como propietario puedes y debes tomar, para garantizar un correcto y seguro abastecimiento de agua en tu vivienda.


La principal de ellas es la higiene, por eso a continuación te sugerimos una forma segura, barata y rápida de llevar a cabo la limpieza y desinfección de tu tinaco Rotoplas:


·         Desagua: Deberás cerrar la llave de paso para evitar la pérdida de agua, de preferencia ciérrala uno o dos días antes de hacerle el mantenimiento, según sea el gasto de la familia y la capacidad del tinaco. De esta forma cuando se destape para los trabajos no se perderá agua de más y solo tendrá de 10 a 15 centímetros del líquido en el fondo.
·         Protégete: Utiliza un cubre bocas o máscara antes de trabajar en el mantenimiento, como protección personal para evitar respirar los productos desinfectantes. También utiliza guantes y ropa de trabajo con camisa de manga larga y pantalón largo para evitar el contacto de tu piel con el detergente.
·         Protege la tubería: Coloca un tapón en la salida de agua para evitar que los sedimentos se cuelen a la tubería de la casa.
·         Prepara el limpiador: En una cubeta con 20 litros de agua agrega 3 tapas de cloro y un poco de detergente que haga espuma. De esta forma se puede revisar el área que se ha lavado.
·         ¡Manos a la obra!: Con la mezcla de agua con cloro y detergente, y con el apoyo de un cepillo de mano, lava las paredes y el fondo del tinaco. Luego, con un trapo limpio retira la suciedad que se va desprendiendo y en otro envase con agua limpia enjuaga ese mismo trapo; el contenido de este envase o cubeta debe vaciarse en la coladera y reponerse con agua limpia.
·         Repite el proceso de limpieza hasta tu tinaco se encuentre perfectamente limpio. Luego retira el jabón, despeja el tinaco y abre la llave de paso para el llenado. Déjalo llenando por unos 10 o 15 minutos antes de que el agua sea utilizada para cocinar o cualquier otra actividad regular.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario