Biodigestor Rotoplas ¿Registro de lodos?


El biodigestor en la agroindustria.


La necesidad de un pequeño sector agrícola en la India, de contar con combustible de fácil acceso para trabajar con maquinaria básica, así como para echar a andar sistemas de calefacción, hizo que en los años 50 surgieran los primeros biodigestores. 

Más de medio siglo después, los biodigestores Rotoplas con los que contamos en la actualidad no son mucho más complejos que los ideados en aquél entonces; pero sí son más eficientes.

Estos instrumentos son capaces de llevar a cabo el tratamiento de aguas residuales, reduciendo hasta el 80% de emisiones de olores desagradables, así como el impacto ambiental que tienen estas aguas en el suelo al ser vertidas.

Utilizar un biodigestor Rotoplas es sencillo, por lo que su uso facilita la vida de las personas que viven en áreas de difícil acceso para la red hidráulica pública. Se trata de dispositivos autolimpiables que contribuyen a que cada vez se usen menos las fosas sépticas, pues el biodigestor es capaz de llevar a cabo el tratamiento de las aguas grises, con lo cual su impacto positivo en el medio ambiente se duplica.

¿Registro de lodos?


En las zonas con ausencia de un sistema de tratamiento de aguas, es común que existan el desbordamiento y el descontrol del drenado de las aguas grises, lo que puede resultar en grandes áreas lodosas y de mal olor, así como en agua estancada que propicia la reproducción de mosquitos e insectos, que resultan peligrosos para la convivencia humana porque pueden propagar enfermedades.

Cuando se trata de combatir estas situaciones, los registros de lodos resultan ser una excelente herramienta para elevar la eficiencia del trabajo de los biodigestores.

La función del registro de lodos Rotoplas consiste en recibir los sólidos que se producen en el biodigestor, y resguardarlos evitando que contaminen y produzcan otros daños.
En pocas palabras, se trata de un depósito impermeable donde se acelera el proceso de secado de los lodos.

El registro de lodos Rotoplas es útil para instalar con el Biodigestor de 600 y 1300 litros. Para biodigestores de mayores capacidades, pueden fabricarse registros de lodos con material de construcción o mampostería.

Un biodigestor equipado con registro de lodos requiere de un mantenimiento sencillo. Este es otro de sus beneficios, pues basta con abrir la llave de desagüe para que la gravedad ayude a salir el lodo que se encuentre dentro del biodigestor, y una vez completamente vaciado y limpio, volver a iniciar con su ciclo de trabajo.

Encuentra aquí tu Rotoplas Biodigestor aquí.

Biodigestor Rotoplas ¿Qué es el pozo de absorción?


¿Qué es el pozo de absorción?


Los biodigestores Rotoplas son la respuesta para cuidar la salud y el medio ambiente mientras llevamos a cabo nuestras actividades regulares desde el hogar.

Gracias a su capacidad de tratamiento de aguas residuales, estos dispositivos logran reducir considerablemente el factor contaminante de los residuos en el suelo y el agua.

Además, al estar cerrados de manera hermética reducen 80% la emisión de gases y olores desagradables para prevenir enfermedades causadas por roedores e insectos.

La instalación del biodigestor es realmente sencilla, se recomienda que se encuentre enterrado para que conserve una temperatura alrededor de los 18 grados centígrados y así cumpla con su proceso anaeróbico eficientemente.

El ancestro de los biodigestores que conocemos actualmente surgió en los años 50, luego de la Segunda Guerra Mundial, cuando los campesinos necesitaban combustible para sus tractores y una manera de calentarse durante el invierno. Fue en esta época cuando se inició en la India el proyecto KVICK (Kaddi Village Industri Commision) donde se ideó el primer biodigestor hindú, en el que se produjo por primera vez el bio gas.

El pozo de absorción


El pozo de absorción es el pozo de filtración de las aguas residuales utilizado comúnmente en lugares donde las aguas contaminadas son vertidas.

El pozo es una cámara cubierta de paredes porosas, relleno normalmente de pierdas o grava para evitar que las paredes se derrumben, mientras que las piedras facilitan que el agua se filtre lentamente en el terreno.

Los pozos de absorción se usan ampliamente alrededor del mundo desde hace mucho tiempo, incluso podemos decir que se trata de una de las técnicas de desagüe más antiguas que existen.

¿Por qué?, porque es un sistema realmente sencillo y poco costoso para evacuar aguas grises, que en la actualidad se emplea en las zonas sin servicio de drenaje para filtrar el agua que cae de los techos en la temporada de lluvias.

Por último, debemos mencionar que los pozos de absorción son también una solución para evitar el estancamiento del agua, que cuando se produce facilita la reproducción de mosquitos y diversos insectos, propiciando la propagación de algunas enfermedades como el zika o dengue.  


¿Qué es un biodigestor?


Rotoplas Biodigestor.


Los biodigestores Rotoplas son contenedores de materia biodegradable en los cuales se depositan residuos orgánicos. Dentro del biodigestor se producen reacciones anaerobias (sin aire) en el que se degrada la materia orgánica disuelta en el agua. Aquí, los residuos recibirán un primer filtro para reducir el factor contaminante en el manto freático.

Los biodigestores Rotoplas son la solución ideal para las viviendas que no cuentan con un sistema de drenaje en red. Estos biodigestores contribuyen a la preservación del medio ambiente, ya que disminuyen el potencial de contaminación de las heces humanas y de animales.

Los biodigestores vieron sus inicios en los años 50, cuando tras la Segunda Guerra Mundial, los campesinos necesitaban combustible para sus tractores y una manera de calentarse durante el invierno.

Fue en esta época cuando se inició en la India el proyecto KVICK (Kaddi Village Industri Commision) de donde salió el biodigestor hindú y el nombre del combustible obtenido conocido como bio gas.

Los biodigestores han cobrado gran relevancia en el cuidado de la salud e higiene de las familias, así como en el cuidado del medio ambiente. Su importancia radica en el aprovechamiento de los residuos para producir energía renovable a bajo costo. El fertilizante que se produce es excelente y más fácil de aprovechar que el gas.


Ventajas del biodigestor Rotoplas


Los biodigestores de Rotoplas representan una salida práctica y accesible para quienes habitan zonas en las que, por diversas razones, no se tiene acceso a la red de drenaje local.

Los resultados del biodigestor son altamente superiores a los de una fosa séptica común, ya que el biodigestor realiza un tratamiento primario a las aguas residuales.

Al enviar los residuos a un depósito hermético, con el uso del biodigestor Rotoplas se soluciona inmediatamente el problema de los insectos, la rotura de las bolsas de residuos, se evita la contaminación de tierra y agua y se elimina el 80% de los olores desagradables proveniente de heces animales y humanas.

Además, se produce una notable disminución de enfermedades producidas por roedores e insectos.

Como si lo anterior no fuera suficiente, estos dispositivos cuentan con un sistema autolimpiable, denominado así porque basta con agregar agua para eliminar los residuos dentro del biodigestor.

Cotiza tu Rotoplas Biodigestor aquí.